Varela y Güiza
Varela y Güiza celebran un tanto del jerezano. (EFE) EFE

El Real Mallorca se impuso por primera vez en su historia en Mestalla, en un encuentro que encarriló pronto, con dos tantos en los primeros veinte minutos, ante un rival desquiciado como en casi todos los partidos que ha jugado en casa en esta Liga y en el que nunca creó verdaderos problemas al equipo mallorquín.

Pese a ello, el Valencia inició el encuentro bastante centrado, con el ánimo obtenido tras sus últimas victorias, y llevó la iniciativa en el juego hasta que en la primera acción ofensiva del Mallorca, a los once minutos, llegó el 0-1 marcado por Güiza.

Güiza marcó dos de los tres goles y Ramis, el otro

A partir de ese momento, el conjunto valenciano volvió a ser el equipo lleno de dudas que se ve semana tras semana en Mestalla, mientras que el conjunto de Gregorio Manzano se afianzó sobre el terreno de juego, controló el balón y tuvo a sus jugadores siempre bien posicionados.

La falta directa colocada por Ramis en el ángulo derecho de la portería de Hildebrand supuso el 0-2, dio una moral espectacular a su equipo y obligó al Valencia a buscar la heroica con setenta minutos de partido por delante.

Koeman sacrificó un hombre de contención en el centro del campo, Maduro, para buscar una referencia en ataque con Fernando Morientes como delantero centro.

Pese a ello, el Valencia no llegó con peligro a la meta de Moyá y el Mallorca jugó con la misma comodidad que hasta entonces para llevar el partido al descanso con una clara ventaja en el juego y en el marcador.

Güiza sentenció

Las alternativas al principio del segundo tiempo estuvieron al cincuenta por ciento, pero fue Güiza, de cabeza, quien cerró el partido con un cabezazo cuando todavía quedaban cuarenta minutos de juego.

Tras ese gol, el cuarto del Mallorca parecía más próximo que el del honor local, pero pronto el partido entró en una fase apática con treinta minutos de la basura por delante, en los que el público, como ha sido habitual en muchos encuentros de esta campaña en casa, empezó a abandonar el estadio bastante antes de la conclusión del encuentro.

Mestalla despidió al equipo con "Koeman vete ya" al final
El partido sólo tuvo historia para el Mallorca, que se mostró como un bloque sólido, muy superior a su rival en juego, orden, posición y efectividad, lo que le permitió adelantar en la tabla a su rival y recuperar la diferencia particular de goles pese a la victoria valencianista por 0-2 en la ida.

Fue el enésimo episodio de tristeza futbolística ofrecido por el Valencia ante su afición en la presente temporada. Una pañolada similar a la de anteriores ocasiones y el grito de "Koeman, vete ya" despidió el encuentro, cuando más de la mitad de los asistentes al partido ya se había marchado.

Ficha técnica

0 - Valencia: Hildebrand, Miguel, Caneira (Alexis, m.46), Helguera, Moretti, Maduro (Morientes, m.25), Baraja, Silva, Arizmendi, Mata y Villa (Joaquín, m.61).

3 - Mallorca: Moyá, Héctor, Ramis, Nunes, Fernando Navarro, Varela, Basinas (Borja Valero, m.78), Ibagaza (Trejo, m.85), Jonás, Arango y Güiza (Webó, m.74).

Goles: 0-1, m.11: Güiza. 0-2, m.19: Ramis. 0-3, m.51: Güiza.

Árbitro: Álvarez Izquierdo (colegio catalán). Amonestó por el Mallorca a Ramis y Héctor y por el Valencia a Miguel.

Incidencias: partido disputado en el campo de Mestalla ante 40.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.