Gabi, del Zaragoza
El centrocampista del Zaragoza Gabi (d) intenta arrebatar el balón al centrocampista del Pontevedra Castro (Corujo /EFE). Corujo /EFE

El Pontevedra ahondó en la crisis del Zaragoza después de ganarle por la mínima y mantiene vivo su sueño de clasificarse para los octavos de Copa.

El equipo de Víctor Fernández tuvo las mejores oportunidades del partido, pero un gol del argentino Víctor Ormazabal en la recta final del partido decidió el choque y deja en una situación complicada al técnico maño.

En la primera parte, el Zaragoza tuvo más posesión que su rival, llevó la iniciativa en el juego, pero fue incapaz de mostrar su superioridad ante un combativo Pontevedra. 

Un claro ejemplo fue que la primera oportunidad de gol clara de los maños llegó sobrepasado el ecuador de la primera parte, después de un cambio de ritmo del argentino Pablo Aimar en el centro del campo que dejó sólo a Oscar González, pero su disparo cruzado lo desvió Sergio Castaño en la misma línea de gol.

El Pontevedra respondió dos minutos después con un tiro del delantero ítalo-argentino Bianchi que se marchó rozando el poste. Con el paso de los minutos, el Zaragoza imprimió un ritmo más alto a su juego y obligó al Pontevedra a echarse atrás.

Con el paso de los minutos, el Zaragoza imprimió un ritmo más alto a su juego y obligó al Pontevedra a echarse atrás

Con el paso de los minutos, el Zaragoza imprimió un ritmo más alto a su juego y obligó al Pontevedra a echarse atrás.

Precisamente, de una acción individual de Oliveira nació la mejor ocasión de gol del Zaragoza, aunque Oscar González, después de regatear al meta Saizar, se empachó de balón y tardó en rematar, permitiendo a la zaga gallega echársele encima.

Pero no fue la última ocasión antes del descanso, ya que el Zaragoza, crecido, volvió a crear peligro tras un saque de esquina, pero el cabezazo de Zapater se estrelló en el larguero.

Tras el descanso, el encuentro fue más entretenido para los aficionados, con alternativas de gol en ambas áreas y un fútbol más ofensivo por parte del Zaragoza. No obstante, fue el Pontevedra el primero en avisar, después de un centro de Charles que no encontró rematador.

Dio vida al Pontevedra 

El Zaragoza dio vida al Pontevedra, dejó que los gallegos se crecieran, y lo pagó caro, ya que a falta de once minutos para el final apareció la figura de Xavi Moré. El vallisoletano, que acababa de entrar, puso el gol en bandeja a su compañero Víctor Ormazabal con un magistral centro pues el argentino sólo tuvo que poner el interior de su pie para enviar el esférico al fondo de la red y sentenciar el partido.

Ficha técnica:

1-Pontevedra: Saizar; Duque, Sergio Castaño, Vázquez, Jonay; Turiel; Charles (Oscar Guimeráns, min 90), Fran Rico, Víctor, Dani (Xavi Moré, min 74); Bianchi (Gato, min 69).

0-Zaragoza: López Vallejo; Diogo, Ayala, Chus Herrero, Paredes; Gabi (Celades, min 62) Zapater; Sergio García, Aimar, Oscar (D'Alessandro, min 74); Oliveira.

Gol: 1-0. min 79. Víctor.

Árbitro: Turienzo Álvarez (colegio de Castilla-León). Amonestó a Vázquez (m.41) y Duque (min.87) por parte del Pontevedra, y a Gabi (min.53), Chus Herrero (min.83) y Sergio Castaño (min.90) por parte del Zaragoza.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio municipal de Pasarón ante unos 6.000 espectadores. Antes del encuentro el ciclista gallego Oscar Pereiro, ganador del Tour de Francia 2006, hizo el saque de honor y recibió una placa conmemorativa del club granate.