Rasmussen sentencia el Tour en los Pirineos

  • Aguantó los ataques de Contador, y demarró para hacerse con la etapa.
  • El español entró tercero a la meta tras Leipheimer.
  • Contador pierde 35 segundos con el líder, que ha dado el golpe definitivo.
Michael Rasmussen (c), del Rabobank, luce en el podio el maillot amarillo de líder del Tour de Francia tras su triunfo en la decimosexta etapa (Efe).
Michael Rasmussen (c), del Rabobank, luce en el podio el maillot amarillo de líder del Tour de Francia tras su triunfo en la decimosexta etapa (Efe).
EFE

El danés Michael Rasmussen, del Rabobank, ha ganado la decimosexta etapa del Tour de Francia , última de montaña, disputada entre Orthez y el Col del Aubisque, de 218 kilómetros, y consolida su maillot amarillo tras haber descolgado en el último kilómetro al español Alberto Contador, del Discovery Channel, que cedió 35 segundos y ahora está a 3.10.

Rasmussen dejó patente en la última gran ascensión del Tour, el Aubisque, que cuando la carretera se empina, es el más fuerte; aguantó los demarrajes de Contador en el inicio del puerto y descolgó en las últimas rampas al español y al estadounidense Levi Leipheimer, del Discovery Channel, que fue segundo a 25 segundos.

El español Carlos Sastre, del CSC, fue el protagonista del día al atacar a 150 kilómetros de la llegada en busca de un puesto en el podio, aunque su esfuerzo no obtuvo recompensa al ser alcanzado en el Aubisque.

Sastre, protagonista

Los españoles se pusieron manos a la obra. En el Port de Larrau (Categoría especial, 14,7 kms al 8,1 por ciento) Chente García Acosta (Caisse) fue el primero en entrar en Navarra, acompañado de Gorka Verdugo (Euskaltel), ambos en la escapada que nació en el km 8. En el descenso aumentó el grupo de vanguardia a siete, ya que se unieron Sastre, Mayo, Soler, Augé y Rinero.

En el Col de la Pierre Saint Martin (1a, 14 kms al 5,2) el grupo mantuvo la armonía, aunque la diferencia se iba aminorando, ya que el equipo del líder atizaba duro para estabilizar la fuga.

En la Marie Blanque (1a, 9,3 kilómetros al 7,4 por ciento) el grupo cien por cien hispano pasó con 2.20 de ventaja y se presentó al pie del Aubisque con apenas un minuto. Los "gallos" iban a entrar en escena. El ucraniano Popovych puso ritmo para Contador y Leipheimer y enseguida cayeron los actores secundarios, los Valverde, Pereiro, Sastre, que fue el héroe anónimo de la jornada, Zubeldia, Cobo y compañía.

A 9 kms de meta arrancó Contador, sin la fuerza de Plateau de Beille. Rasmussen ni se inmutó, igual que cuando en rueda de prensa le preguntan por el dopaje. Dos kilómetros después, otro latigazo del español acabó con Evans, pero el líder allí seguía, a la expectativa.

Duelo a tres

El duelo final fue a tres, pues Leipheimer se incrustó entre Rasmussen y Contador. Dos del Discovery contra el señor de amarillo. Se movió el americano, síntoma de que su compañero no podía. El mensaje lo recogió Rasmussen para volar hasta meta. Y de qué manera. Abrió hueco. Tanto, que al fondo se veía París.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento