Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo, en un palco del Juventus Stadium. EFE

Cristiano Ronaldo ha vuelto a pronunciarse sobre la demanda de una mujer de Las Vegas (Nevada, Estados Unidos) sobre un supuesto episodio de violación hace casi diez años. El futbolista de la Juventus, que ya había calificado esto como “noticias falsas” hace unos días durante un directo para su seguidores en Instagram, ha adoptado esta vez un tono mucho más serio.

Niego firmemente las acusaciones que se han vertido contra mí”, ha escrito Ronaldo en su perfil de Twitter; “la violación es un delito abominable que va en contra de todo lo que soy y de todo en lo que creo”.

El futbolista ha vuelto a insistir en la idea de que la demandante pretende explotar su fama para buscar un beneficio: “Deseoso como estoy de limpiar mi nombre, me niego a alimentar el espectáculo mediático creado por personas que buscan promocionarse a mi costa”.

“Mi conciencia limpia me permitirá así esperar con tranquilidad los resultados de todas y cada una de las investigaciones”, ha añadido.

Un suceso de 2009

La demandante, Kathryn Mayorga, presentó de manera oficial la acusación el pasado viernes. Según sus abogados, Ronaldo y sus representantes legales se aprovecharon de su "fragil estado emocional" para chantajearla a cambio de que firmara un acuerdo de silencio en 2009.

Mayorga acudió a un hospital y a la policía para denunciar lo sucedido al día siguiente, pero cuando dijo que era Cristiano Ronaldo a la policía, un detective le avisó de que podían acusarle de intento de extorsión, y que no iba a ir a ningún lado.