Cristiano Ronaldo y Gonzalo Higuaín
Cristiano Ronaldo, delantero del Real Madrid, se abraza con Gonzalo Higuaín tras uno de los goles ante el Málaga. EFE

Muchas cosas han cambiado para Cristiano Ronaldo en apenas unas semanas. Las feroces críticas por su juego egoísta y por su ansiedad de cara al gol se han convertido en halagos por su gran momento de forma, lo que le ha llevado a ser el Pichichi momentáneo de la Liga.

Desafortunado en los dos primeros partidos ante Mallorca y Osasuna, un exceso de ambición y autopresión llevó a Cristiano Ronaldo a obsesionarse con marcar goles, lo que no benefició en nada su juego. El partido ante el Ajax, en el que su equipo brilló con un gran juego, fue clara muestra de la ansiedad que tenía el crack luso. Chuts desde todos lados, exceso de individualismo y fallos infantiles fue el balance del juego de Cristiano.

Además de goles, Ronaldo ha dado ya varias asistencias de golEl mal momento del portugués vino acompañado por los rumores de que no se hablaba con Higuaín y, lo que es peor, que no se pasaban el balón. Hasta la novia de un compañero llegó a hablar del egoísmo que caracterizaba su juego.

Sin embargo, poco a poco la situación ha ido cambiando. Desde el afortunado gol de falta a la Real Sociedad (con rebote en la chepa de Pepe), casi todo han sido alegrías para el luso. Excepto el Levante, todos los equipos han sido incapaces de frenar la fuerza y la calidad de Cristiano. Espanyol, Deportivo y Málaga (estos dos últimos por partido doble) han recibido sus goles, lo que le ha convertido en Pichichi de la Liga.

El gran momento de forma del madridista también se ha visto reflejado con su selección, con la que ha marcado dos goles en los partidos ante Dinamarca e Islandia.

Pero el gol no es la única muestra de la mejora del luso. Ante el Málaga demostró que también puede ser un gran asistente y dio los dos pases de gol a Higuaín. Parece que la mejor versión de Cristiano Ronaldo ya está aquí.