Cristiano Ronaldo.
Cristiano Ronaldo. EFE

Cristiano Ronaldo ha vuelto a ser decisivo en un triunfo de la Juventus de Turín (0-1), esta vez contra el Torino en el derbi de la ciudad, con el evidente plus anímico que supone este encuentro, después de anotar el único tanto del choque.

El ariete luso ha vuelto a ser el líder del ataque de la Juventus, y ha alcanzado los 11 tantos tras 16 jornadas de Serie A, situándose en lo más alto de la tabla de goleadores del campeonato italiano empatado con el polaco Piatek, del Genoa.

Siempre presente en las acciones ofensivas de la Vecchia Signora, en el minuto 15 estuvo a punto de marcar con un gran remate que hizo a Sirigu esforzarse al máximo, hasta el punto de que el portero tuvo que ser sustituido por una lesión muscular.

En el segundo tiempo, la Juventus apretó mucho, y en el minuto 68 logró ponerse por delante, después de que Cristiano Ronaldo anotase un penalti con un poco de fortuna, ya que el balón botó justo delante de Ichazo.

La jugada desató cierta polémica, ya que el exjugador del Real Madrid se chocó con el meta del Torino la celebración, viendo la cartulina amarilla, y formándose una pequeña tangana en la línea de fondo que finalmente quedó en nada.