La estrella portuguesa del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, admitió que padece una sobrecarga muscular, aunque se mostró confiado en poder jugar con su selección en el partido amistoso contra Ecuador que se disputa este miércoles.

"Estoy en cuerpo y alma en la selección. Es un orgullo representar a Portugal y esté o no al cien por cien el miércoles voy a dar mi contribución", aseguró el jugador en rueda de prensa.

El delantero, que se incorporó esta tarde a la convocatoria de la selección portuguesa en Guimaraes, explicó que se reunirá con el equipo médico y el seleccionador luso, Paulo Bento, para analizar su condición física y ver qué es lo mejor para él.

Es un orgullo representar a Portugal y esté o no al cien por cien el miércoles voy a dar mi contribución

Ronaldo, asimismo, defendió su "profesionalidad" y compromiso con el combinado nacional, del que es actualmente su capitán, y negó cualquier hipótesis de jugar a medio gas con vistas a la crucial eliminatoria que enfrenta la próxima semana a Real Madrid y Manchester United.

La anécdota de la jornada se produjo a su llegada al hotel de concentración, cuando un aficionado gritó "Messi, Messi", en referencia a la estrella argentina del Barcelona, con el que mantiene una reñida lucha por el título de mejor jugador del mundo.

"Sólo voy a comentar una cosa. Es una situación por la que paso en todos los lugares del mundo y tengo que estar preparado para lidiar con ello. No le tengo que dar valor a este tipo de comentarios, más allá de que ya estoy habituado", explicó Ronaldo a preguntas de los periodistas.

El extremo luso, que celebrará este martes concentrado con su selección su vigésimo octavo cumpleaños, animó al público portugués para llenar las gradas del estadio este miércoles y contar con su apoyo.

La selección portuguesa se enfrenta este miércoles en el estadio Alfonso Henriques a Ecuador, en un partido de preparación para la fase de clasificación al Mundial de Brasil de 2014.