Es un grito que repite cada vez que marca un gol, acompañado de una escenografía cuya silueta ya se refleja en productos de merchandising como bufandas y camisetas. Cristiano Ronaldo ya ha patentado ese "¡síiiiiiiii!" como un gesto de celebración de sus éxitos. Y no quería olvidarse de él para celebrar su nuevo logro: su tercer Balón de Oro.

Es un grito de nosotros, de nuestro equipo Sorprendió a los presentes en la gala de Zúrich y a todos los que seguían la ceremonia desde la televisión e Internet. El crack del Real Madrid se despidió tras un emocionado discurso con ese grito de guerra con el que quiso expresar su alegría.

"La gente de los vestuarios sabe que siempre hago eso. Es un grito de nosotros, de nuestro equipo", explicó Ronaldo en los micrófonos de Cuatro tras la gala.

No tardaron en aparecer en Internet varios memes sobre el gesto del portugués. Twitter se dividió entre los que celebraban un nuevo éxito del jugador y los que se burlaban de él.