Mañana, Eibar-Córdoba. El centrocampista del Córdoba Cristian Álvarez no se anduvo con medias tintas para referirse al partido de mañana ante el Eibar en Ipurúa: «Va a ser una guerra. Es un campo muy pequeño, y el rival nos va a plantear un partido duro,  pero tenemos equipo más que suficiente como para sacar algo positivo». El argentino quiso también incidir en la importancia de la estrategia: «Las pelotas paradas en ese campo van a ser muy importantes para sacar algo positivo». Álvarez, además, destacó el buen momento del equipo, que está a sólo tres puntos del ascenso, que «está bien, sólido; y si ganamos más partidos va a ser más positivo».

Por su parte, el medio valenciano Juan Navarro dijo del choque ante los vascos que «siempre que he jugado allí  han demostrado que juegan bien en su campo y hasta el minuto 95 están apretando».