Saúl Craviotto y Cristian Toro
Saúl Craviotto y Cristian Toro celebran su oro en los Juegos Olímpicos. NACHO CASARES / COE

De esta manera, el catalán se convierte en el segundo palista más laureados del olimpismo español, al conquistar su tercera presea, tras el oro en K-2 500 conseguido junto a Carlos Pérez Rial 'Perucho' en Pekín 2008 y la plata en K-1 200 en Londres.

Con tres medallas está también Herminio Menéndez y sólo le supera el gallego David Cal, con cinco, aunque el ilerdense es el único que cuenta con dos oros. Por su parte, el gallego Toro estrena su palmarés en los Juegos.

La pareja galaico-catalana fue de menos a más, situándose tercera en la primera mitad de la prueba y tomando la cabeza a menos de cien metros de la línea de meta, para imponerse con un tiempo de 32.075. Así, toman el cetro que hace cuatro años fue para los rusos Yuri Postrigai y Alexandr Diachenko, después de que Craviotto y 'Perucho' no consiguieran la clasificación para la cita olímpica.

La plata fue para los británicos Liam Heath y Jon Schofield (32.368), mientras que el dúo lituano formado por Aurimas Lankas y Edvinas Ramanauskas, la otra pareja que había logrado el pase directo a la final, se colgó el bronce (32.382).

Además, al ilerdense todavía le resta su participación en la modalidad de K-1 200, que comenzará este viernes desde las 14 hora peninsular española, donde tratará de igualar o mejorar la plata conseguida hace cuatro años en Londres.