Thibaut Courtois.
Thibaut Courtois. EFE

Thibaut Courtois no tuvo su día ante Rusia. El portero madridista cometió un error grosero que hizo que Denis Cheryshev marcara, aunque posteriormente fue Eden Hazard quien salvó la victoria para los 'red devils'. Esto se une a una situación complicada, tanto en lo personal como en lo meramente deportivo, ya que el regreso de Zidane al Real Madrid ha supuesto que Keylor Navas le gane la titularidad.

Todo eso ha generado un cierto malestar en el portero, lo que unido a su mala actuación ante Rusia, le hizo estallar. "Me sigo considerando uno de los mejores, a pesar de que la prensa española quiera matarme. Me siento muy fuerte, estoy tranquilo porque entreno bien y juego bien", dijo el cancerbero ante los medios de su país.

Las críticas recibidas de la prensa vinieron por un fallo muy claro. El portero se entretuvo con el balón y cuando quiso sacar la pelota de su área, acabó asistiendo a Cheryshev. Este tipo de despistes son los que le han puesto en el ojo del huracán.

"Siempre se aprende de los errores", ha escrito en twitter. El próximo reto de Courtois será la selección de Chipre, donde volverá a estar en el centro de las miradas. Y después, en su regreso a Madrid, tendrá que convencer a Zidane para, al menos, debatirle el puesto de titular a un Navas que tiene ganas de reivindicarse tras el ostracismo al que cayó con Solari.