La titular del Juzgado de Primera Instancia número 47, Milagros Aparicio, ha decidido anular de forma cautelar todo el voto por correo de las elecciones a la presidencia del Real Madrid, que se celebrarán el próximo domingo.

La decisión de la juez, que el pasado día 27 estimó en parte la petición de medidas cautelares solicitadas por el candidato Ramón Calderón y ordenó que las candidaturas dejaran de captar votos por correo, es consecuencia de la demanda de otro de los candidatos, Arturo Baldasano, que solicitó la anulación de esta modalidad de voto.

El pronunciamiento judicial afecta tanto al voto tramitado desde las candidaturas como al remitido directamente al club por los socios y se basa en la falta de garantías sobre la autenticidad de estos votos.

El auto indica también la obligación de dar a la resolución "la publicidad suficiente que deberá efectuar y costear el Real Madrid, de manera inmediata a su notificación".

La juez adoptó la decisión tras una vista pública en la que intervinieron como demandantes los abogados de Arturo Baldasano y Ramón Calderón y declararon como testigos Manuel Torres Gómez, representante de la Junta Electoral, y Mariano Rodríguez, socio del club.

Torres Gómez negó cualquier fraude por parte de la Junta Electoral respecto a los votos emitidos por correo desde las candidaturas y explicó que la Junta sólo se dedica a validar los sufragios que llegan a las oficinas del Real Madrid.

Anoche, en el estadio Santiago Bernabéu, la Junta Electoral verificaba más de 3.000 votos por correo llegados al club, en presencia de interventores de las candidaturas y funcionarios judiciales.