Dos Coreas
Representantes de Corea del Norte y Corea del Sur, desfilando juntos en la inauguración de los Juegos de Pyeongchang 2018. EFE

Hace unos días se cumplió el primer aniversario de un momento histórico: 12 años después las dos Coreas desfilaron juntas bajo una bandera unificada en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018. Los atletas de Corea del Norte y Corea del Sur, dos países divididos desde 1945, recibieron una atronadora ovación de los 35.000 espectadores que abarrotaron el Estadio Olímpico.

El gesto simbolizó un importante acercamiento tras una década marcada por las malas relaciones entre las dos Coreas y este viernes se ha anunciado un nuevo avance: han solicitado al Comité Olímpico Internacional (COI) que estudie la inclusión de equipos unificados en las fase de clasificación para los Juegos de Tokio 2020.

Miembros de los comités olímpicos de Corea del Norte y del Sur y sus respectivos gobiernos llegaron a un acuerdo en una reunión desarrollada en Lausana y las disciplinas que proponen son: baloncesto y hockey femenino, seis categorías de remo (cuatro sin timonel, cuádruple scull y ocho con timonel) y la prueba de judo de equipos mixtos.

En un comunicado el COI confirmó la petición y su disposición a estudiarla junto a las federaciones deportivas implicadas. Cualquier decisión que se tome al respecto tendrá que ser aprobada por el Comité Ejecutivo del organismo entre el 26 y el 28 de marzo. No se descarta que se sumen combinados de otros deportes, aunque la participación de todos ellos dependerán de los resultados que logren en los respectivos procesos de clasificación.

Iniciativa histórica

Ls comités olímpicos nacionales han dado un paso más al confirmar su intención de presentar una candidatura coreana conjunta para organizar los Juegos Olímpicos de 2032. El COI asegura que "da la bienvenida a esta iniciativa histórica y está preparado para ayudar a seguir desarrollando este proyecto", para el que pone "su experiencia a su disposición".

El presidente del COI, Thomas Bach, afirmó que "las discusiones están hoy un paso más allá y demuestran cómo el deporte puede contribuir a la paz en la península de Corea y en el mundo. Tenemos una buena base sobre la que construir y avanzar más antes de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El deporte continuará construyendo puentes y demostrará el poder unificador de los Juegos Olímpicos”.