Luis García
El delantero del Espanyol, Luis García, pelea un balón con el centrocampista del Polideportivo Ejido, Mikel Rico (d). (EFE) EFE

La Copa del Rey otorgó una nueva sorpresa en la jornada de ida de los octavos de final, después de que el Poli Ejido, de Segunda División B, se impusiera por 3-2 al Espanyol en El Ejido, después de un gran partido del equipo almeriense, y afrontará con opciones el partido de vuelta la próxima semana.

El Poli tuvo que remontar el gol en contra conseguido por Moisés Hurtado en el minuto 15 en la segunda parte, gracias a los tantos de Jorge Molina y Julio, en apenas diez minutos, para ponerse por encima en el marcador. Pero la alegría les duraría poco, ya que el recién reincorporado Román firmaría el empate momentáneo a 20minutos para el final.

Los almerienses tirarían de casta una vez más y conseguirían el tanto del triunfo por medio de Chico, minutos más tarde al tanto espanyolista.

El Sevilla se relajó

El Sevilla pudo lamentar su relajación en la segunda parte, ante el Deportivo de la Coruña, partido que concluyó 2-1 a favor de los Manolo Jiménez (salva la cabeza una semana más), después de que dejaran escapar la renta de dos goles conseguida en la primera parte con el tanto de Omar Bravo. Con este resultado, los de Lotina pueden seguir soñando con la siguiente fase y tendrá que remontar la desventaja de un gol en Riazor.

El Real Unión de Irún rozó la sorpresa ante el Betis
Cerca estuvo de dar también la sorpresa el Real Unión de Irún, el otro ´pequeño´ que sobrevive en la competición, al caer derrotado únicamente por 0-1 ante el Betis.

El conjunto de Chaparro consiguió el triunfo gracias al tanto logrado por Damiá en el minuto 11 de la primera parte.

El Valencia empató y el Sporting goleó

Por su parte, el vigente campeón de Copa, el Valencia, no pasó del empate en Santander ante el Racing (1-1), en un choque que se puso de cara para los de Emery con un gol de Colsa en propia meta, pero que acabó en tablas por el tanto Lacen y que pudo ser peor, después de que Vicente y Miguel acabaran en la caseta antes del final del partido.

Quien no tuvo problemas y los eludió desde los primeros minutos del partido fue el Sporting de Gijón, que goleó por 3-1 al Valladolid y deja más que encarrilada la eliminatoria de cara al pase a cuartos. El protagonismo se lo llevaría Barral, con dos tantos, y Carmelo, por parte del Sporting, que lograron los goles en la primera parte. Canobbio recortaría distancias en el tiempo añadido.