Gol del Sevilla en San Mamés
Los jugadores del Sevilla celebran el primer gol ante el Athletic en San Mamés. EFE

El Sevilla FC abrió la trilogía que le mide tres veces al Athletic Club en seis días con un triunfo inapelable en San Mamés, por 1-3, que dejó prácticamente sentenciada la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey de fútbol, que se cerrará el miércoles próximo en el Ramón Sánchez Pizjuán.

Nolito puso rápidamente en ventaja al Sevilla, en el minuto 6, tras recibir un gran pase del Mudo Vázquez; Mikel San José empató el choque en el arranque de la segunda mitad, en el 49, a saque de un córner botado por Markel Susaeta; André Silva adelantó de nuevo a su equipo cuatro minutos después, aprovechando un buen pase de Nolito en el 53; y Ben Yedder cerró en el 77 el marcador con un gran disparo desde la frontal.

Un 1-3 que será muy complicado de remontar la semana que viene para un Athletic más centrado en salir de la zona de abajo de la tabla en Liga, donde el triunfo del lunes en Vigo le sacó de puestos de descenso. El choque dejó otra decisión controvertida del VAR y que puedo haber cambiado la eliminatoria. La anulación de un gol a Aritz Aduriz por una acción muy anterior a la de la que le sirvió para marcar del tanto que hubiese supuesto el empate a un gol antes del descanso.