Cuando todo apuntaba a que sería el alicantino David Ferrer el que se enfrentara a Andy Roddick, Emilio Sánchez Vicario, capitan del equipo español, ha apostado por el madrileño Fernando Verdasco como número dos para medirse al primer jugador estadounidense en los cuartos de final de la Copa Davis, que arrancará mañana en la localidad de Winston Salem (Carolina del Norte). Los precedentes Verdasco-Roddick son favorable para el jugador norteamericano por 5-2.

Verdasco fue el héroe de octavos ante Suiza, donde jugó los dos individuales y el dobles con Feliciano López, con el que volverá a formar dúo ante los hermanos Bob y Mike Bryan.

Blake gana a Robredo por 5-3

Por su parte, Tommy Robredo, ausente en Ginebra por asuntos personales, se convierte en la primera apuesta de Sánchez-Vicario. Al gerundense le tocará medirse a James Blake, noveno jugador del mundo, con el que ha perdido tres de los cinco precedentes, pero al que ganó en la pasada Copa Masters y en el Abierto de Australia en 2006.

Con la España nunca ha ganado fuera a los americanos. El balance global de enfretamientos es de 3 a 4 a favor de los estadounidenses.

Además de contar con la baja de Rafa Nadal, número dos del mundo, los españoles tendrán la dificultad añadida de jugar en una pista rápida 'indoor' recubierta de un acrílico ('latex-ite').