Alberto Contador
El ciclista Alberto Contador. (Efe)

Un ciclista devoraba kilómetros la pasada semana en la subida a La Morcuera. Era Alberto Contador, madrileño del Discovery Channel y una de las grandes promesas, inminente realidad, del ciclismo español. Los cicloturistas sufrían en una vertiente. Contador volaba por la otra, apurando su forma para la gran cita del año.

Contador, ex pupilo de Manolo Saiz en el Liberty Seguros y Astaná, emigró este año a Estados Unidos para correr en el equipo de Lance Armstrong.

El de Pinto, que ya conoce el Tour tras participar en la edición de hace dos años, llega a Londres como el gran favorito para ganar el jersey blanco al mejor joven, el color que reconoce al mejor ciclista en la general menor de 25 años. Como si de una carrera paralela se tratase. "Y después ya se verá que pasa", dicen personas de su entorno.

El Tour es el sueño de Contador desde que comenzó a montar en bici, siendo cadete. Pero ganarlo son palabras mayores. Y más este año. "Mi rendimiento estará en función de lo que me tenga que emplear en el equipo, porque estoy supeditado a Leipheimer, aunque también tendré cierta libertad", explica el de Pinto.

"Más que marcarme un objetivo, quiero hacer un buen Tour y, si es así, puede llegar una victoria de etapa, el maillot blanco o una buena clasificación general. Mis sensaciones son buenas, pero todavía estoy en un segundo escalón para pensar en ganar el Tour de Francia", concluye.