Alberto Contador dio este jueves al mediodía una rueda de prensa en Pinto para explicar su versión sobre la aparición de restos de clembuterol (una sustancia prohibida) en uno de los controles antidopaje del pasado Tour de Francia, en el que se proclamó campeón. De confirmarse este positivo, al de Pinto le quitarían el Tour de 2010.

El español ha mandado un mensaje claro: "Es importante que el mensaje sea claro, tanto para mí como para el mundo del ciclismo. Es un problema social (el dopaje)". Atribuye el positivo por clembuterol a un caso de "contaminación alimentaria" del que ha sido víctima.

El ciclista madrileño añadió que la cantidad de clembuterol hallada en su orina  (50 picogramos) es "tan sumamente pequeña" que "no sirve para nada".

"La Unión Ciclista Internacional entiende que es un caso especial, que hay que examinar, y quiere creer que dicha organización y la Agencia Mundial Antidopaje vea claramente cuál es el caso", dijo Contador.

Al final se hará justicia, porque es un auténtico error

El ciclista se ha mostrado muy seguro de su inocencia. "Se me comunicó el día 24 de agosto que ocurría ésto, que daba esas tasas de clembuterol en sangre. El día 26 me reuní con la UCI y me dijo que era una contaminación alimenticia".

El ciclista repasa cómo ocurrió. "El día 20 de julio, nuestro cocinero en el Tour mandó comprar carne (de vacuno, aclara el propio ciclista)". El de Pinto se ha quejado de esa carne que cenaron el día 20 de julio, tanto él como sus compañeros. Todos menos Vinokourov.  "En la mañana del día siguiente yo fui el único que la comí. Ese mismo día, yo pasé dos controles, el de sangre antes de la comida y el de orina tres horas después. Ese día, el 21 (jornada de descanso en el Tour), sólo nos hicieron controles a mí y a Vinokourov, que no había comido esa carne", se extiende Contador.

Además, el de Pinto se ha quejado del sistema antidopaje: "Es muy cuestionable". "Ellos ven que en los controles anteriores no sale absolutamente nada, ese mismo día si que salen esas tasas, y en los días siguientes cada vez sale menos. Eso demuestra mi inocencia".

"Al final se hará justicia, porque es un auténtico error. Es triste que un deporte como éste, con normas como éstas, se vea empañado. Con la verdad por delante se puede hablar alto y claro", sentencia alegando que "es un claro caso de contaminación alimentaria".

"No me voy a esconder porque puedo hablar de cualquier cosa respecto a este asunto". "Estoy cautelarmente apartado hasta que se resuelva todo", aclara, a la par que apuntó: "soy la víctima de todo esto".

El Tour, a la espera

El Tour de Francia esperará a que la Unión Ciclista Internacional (UCI) tome una decisión definitiva sobre la suspensión del triple vigente campeón de la carrera, el español Alberto Contador, para tomar una decisión sobre su positivo en la última ronda gala.

A través de un breve comunicado, la empresa que organiza el Tour de Francia, Amaury Sport Organisation, aseguró que hay que "esperar a los resultados de análisis complementarios y la decisión definitiva de la UCI", tras la suspensión provisional del triple campeón de la prueba debido a unos resultados "anormales" el pasado 21 de julio.