Alberto Contador en rueda de prensa
Alberto Contador en rueda de prensa TREK-SEGAFREDO

"Esta Vuelta es especial. Quiero disfrutarla al máximo, me siento afortunado de poderla vivir, es el momento y el sitio idóneo para despedirme y van a ser tres semanas de ensueño. Veremos cómo van las piernas y cómo van los rivales, pero vengo con la idea de disputarla", explicó Contador en rueda de prensa.

Respecto a su retirada, el pinteño apuntó que fue "una decisión que tenía bastante pensada". "Tuvimos conversaciones para extender el acuerdo hasta el próximo Giro de Italia, pero yo no estaba muy seguro y sabía que la respuesta me la daría el Tour, no por que fuese bien o mal. Hubo un momento en el Tour en el que lo vi claro y ahí tome la decisión definitiva, pero ya estaba tomada a un 70 por ciento antes del Tour", desveló.

En este sentido, no dudo en revelar el momento en el que ese porcentaje se elevó al cien por cien. "Fue después de la novena etapa. Llegaba realmente bien, con un peso óptimo y los mejores número de carrera entrenando, cuando me preguntaban lo comparaba con el año 2014. Pero vinieron cosas que no estaban en el plan, como las caídas, que hacen que todo el trabajo que has hecho y tu estado de forma no puedan lucir. Además, sabía que era importante para el equipo que supieran mis planes y por eso lo dije", analizó.

Respecto a cómo se plantea la Vuelta, Contador reivindicó que siempre ha sido "superprofesional" y que lo piensa ser "hasta el último día en activo" de su carrera, prometiendo "dar el máximo" en una carrera que ha conquistado tres veces (2008, 2012 y 2014).

"Ha sido una preparación muy diferente porque nunca he terminado el Tour y luego he hecho la Vuelta a España. He intentado descansar lo máximo posible y los últimos diez días he hecho unos entrenamientos de calidad, pero poco más. Es una incógnita cómo voy a rendir porque es un poco nuevo para mí, pero creo que he recuperado bien del Tour", valoró.