Semifinal de infarto en la Confederaciones
El partido de España ante Italia puso anoche los nervios de punta a millones de españoles que lo siguieron por televisión, muchos de ellos en bares y cafeterías.El encuentro transcurría y los goles no llegaban. "Estamos sufriendo, que marquen ya por Dios", decía un aficionado. ATLAS

Ver el partido en casa acompañado de familiares y no fumar ni beber alcohol durante la final de la Liga de Campeones, que enfrentará este sábado al Atlético de Madrid y al Real Madrid, son algunas de las recomendaciones de los cardiólogos para disfrutar del partido sin aumentar el riesgo de infarto. Con motivo del encuentro que los dos equipos madrileños disputarán en Lisboa, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha alertado de que existe una relación directa entre ver un partido de fútbol tan decisivo y el aumento de riesgo cardiovascular.

No tomarse el partido demasiado "a pecho" y una preparación psicológica son importantes para no dejarse llevar por las emociones

Diversos estudios científicos demuestran que durante este tipo de experiencias, el cuerpo eleva la producción de adrenalina, lo que provoca que las contracciones del corazón se vuelvan más fuertes y rápidas, que las arterias se estrechen y se eleve la presión arterial, favoreciendo así la formación de coágulos. Ello aumenta "considerablemente" las posibilidades de sufrir un ataque cardiaco como un infarto, una angina de pecho o una crisis hipertensiva, ha señalado esta sociedad científica en un comunicado.

Para evitar posibles complicaciones cardiacas este sábado por la noche, los cardiólogos recuerdan algunas acciones que deben seguir los aficionados al fútbol para disfrutar del espectáculo y de un corazón saludable. Procurar no fumar o, por lo menos, no fumar más de lo habitual, ya que el tabaco aumenta las probabilidades de que se forme un coágulo en las arterias coronarias, y no tomar bebidas con alto contenido alcohólico para no elevar descontroladamente la presión arterial, son algunas de esas pautas.

No comer copiosamente antes del encuentro para no sobrecargar de forma importante el trabajo del corazón, estirar las piernas en el descanso y no olvidarse de la medicación con los nervios son otras de las recomendaciones. Además, no tomarse el partido demasiado "a pecho" y una preparación psicológica son importantes para no dejarse llevar en exceso por las emociones.

Pasear o realizar algo de ejercicio antes del partido ayudará a descargar adrenalina antes del acontecimiento y evitar comer copiosamente para no sobrecargar de forma importante el trabajo del corazón son otras de las pautas a seguir. Si durante el partido alguien siente "que le va a dar algo", debe dejar de verlo durante unos minutos y dar un paseo, respirar hondo y realizar ejercicios de relajación.

En el caso de notar dolor en el pecho, en la mandíbula, en los brazos o en la parte alta del estómago, no hay que esperar a que finalice el encuentro y sí solicitar ayuda médica. No hay que dejarse llevar por la euforia excesiva en caso de que gane nuestro equipo, ya que puede llevar a realizar esfuerzos extraordinarios, ni por la tristeza en caso contrario. "Pensar en positivo siempre será bueno para tu salud", aseguran los cardiólogos.