Mike Tyson
El boxeador Mike Tyson, en unas vacaciones en Saint Tropez. GTres

Mike Tyson dejó huella en el mundo del boxeo y es considerado uno de los mejores púgiles de la historia, aunque también ha protagonizado sonados escándalos que le han hecho vivir en medio de la polémica durante gran parte de su vida.

Tyson fue invitado para tomar parte en un debate sobre el incremento de los crímenes con arma blanca en Inglaterra y mostró su lado más íntimo al revivir su complicada infancia en la televisión británica.

A sus 52 años, sorprendió al reconocer que "vida entera es un arrepentimiento" en Good Morning Britain. El excampeón aseguró que “yo era igual que estos niños. Solía estar en pandillas, solía tener armas, solía dispararle a la gente, solían dispararme y todo eso”.

No obstante, dejó claro que “ya no quiero vivir mi vida así” y admitió que “vengo de un ambiente hostil, crecí sin mi padre, con mi madre que era una trabajadora sexual. Siempre éramos humillados, nunca tuvimos orgullo en nuestra familia, nadie sabía quiénes éramos".

"Era un niño asustado"

En su infancia “solamente me enseñaron a golpear a la gente, a derribarlos, humillarlos, a romper su voluntad, a demostrarles que era superior a ellos, que era mejor que todo el mundo. Pero en realidad yo era un niño asustado e inseguro. No tenía idea lo que hacía, pero me hacía sentir bien y todo el mundo me decía que era bueno en eso”.

Sin embargo, Tyson no se siente orgulloso de su comportamiento ni su forma de progresar en la vida: “Mi vida entera es un arrepentimiento. Toda mi vida, mis acciones, mi conducta, muchas cosas que he hecho en mi vida, especialmente como luchador. Menospreciar a muchos luchadores solo para convertirme en una renombrada figura... Ojalá no hubiera hecho eso, me encantaría no haber dicho muchas de las cosas que dije a otros seres humanos”.

El mediático luchador admitió que el deporte le salvó porque “yo no creía que pudiera tener una vida mejor hasta que comencé a boxear, entonces vi esperanza”, aunque “al margen de esto, pensé en matar a gente, la vida de las personas no significaba nada para mí".

Defiende el uso del cannabis

El mítico exboxeador dirige actualmente el ‘Tyson Ranch’, la plantación de cannabis de más de 15.000 hectáreas que abrió en 2018 después de la legalización de la marihuana en California para uso recreativo, y convertirá en una comedia su vida en dicha granja.

Tyson aprovechó su intervención para definir el cannabis como "una droga milagrosa" y aseguró sin ruborizarse que “no creo que haya efectos negativos en su consimo. Tal vez te vayas a dormir en lugar de ir a una reunión de trabajo, o algo similar”.

Además, defendió que “no hay casos de personas que hayan fumado marihuana y hayan destruido una casa. En realidad, si pones a cinco personas que no se conocen en una habitación y los pones a fumar cannabis, empezarán a sacarse selfies. Pero si le das alcohol a cinco personas que no se soportan, empezarán a matarse unos a otros".