Getafe-Celta
Los jugadores del Celta de Vigo hablan con el árbitro González Fuertes. EFE

El Celta de Vigo se siente profundamente perjudicado por el arbitraje de González Fuertes ante el Getafe. La expulsión de Maxi Gómez por doble amarilla en apenas dos segundos (la más rápida de estas características en la historia de LaLiga) ha generado un profundo enfado en la entidad gallega, que lo ha dejado notar mediante un comunicado que han hecho público en su página web.

Este es el texto íntegro, con el que los entrenados por Miguel Cardoso denuncian lo que consideran un arbitraje muy injusto con ellos:

"La mejor Liga del mundo no se puede permitir arbitrajes como el que ha sufrido hoy el RC Celta en Getafe, que no ha alcanzado los mínimos exigibles en una competición menor y mucho menos en una Liga del prestigio de la española.

El nivel de la actuación arbitral ha sido absolutamente impropio de la Liga, lo que debería llevar a una reflexión sobre la importancia de que todos los elementos en juego en una competición como esta se sitúen en unos estándares mínimos.

En definitiva, es lamentable que en la mejor Liga del mundo, un árbitro ofrezca el ínfimo nivel que ha mostrado el que ha dirigido el Getafe-RC Celta.

El RC Celta pide, simplemente, respeto. El mismo respeto que este club siempre ha mostrado por la Liga y por el estamento arbitral, pero lo que ha sucedido hoy no es comprensible ni aceptable, no se puede permitir."

El Getafe ganó el partido 3-1, con dos tantos de Jaime Mata y uno de Jorge Molina.