Shahar Peer
Una imagen de Shahar Peer en el Abierto de Australia. (REUTERS) REUTERS

El circuito femenino de tenistas profesionales (WTA Tour) ha anunciado una serie de medidas para compensar a la tenista israelí Shahar Peer, que la semana pasada no pudo participar en el torneo de Dubai, cuyos organizadores han sido multados, después de que las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos le denegaran el visado para entrar en el país.

Así, el WTA Tour, tras una reunión extraordinaria de su consejo, ha decidido compensar a la jugadora israelí con 130 puntos para la clasificación mundial, una cantidad equivalente a la que Peer obtuvo durante la misma semana del año 2008 (torneo de Memphis) y que no pudo defender en Dubai.

Esos 130 puntos permanecerán en la cuenta de Peer el tiempo que haga falta hasta que la jugadora obtenga una cantidad equivalente en un torneo que reparta los mismos puntos que el de Dubai.

300.000 dolares de multa debe pagar el campeonato asiático de multa

Asimismo, la WTA ha otorgado a Peer 44.250 dólares, una cantidad igual a la media de premios en metálico obtenida por ella en 2008, entre torneo individuales y de dobles, a la que se agrega el incremento de la dotación en metálico para los torneos del 2009.

La WTA también ha compensado a su habitual compañera de dobles, la alemana Anna-Lena Groenefeld, que percibirá 7.950 dólares como compensación por no haber podido tomar parte en el torneo por parejas de Dubai. Dicha cantidad equivale a la media obtenida por la germana en los torneos de dobles que disputó en el 2008.

Los organizadores del torneo de Dubai han sido multados con 300.000 dólares por infringir el reglamento de la WTA al denegar la inscripción a Peer. Se trata de la mayor multa impuesta por la WTA a uno de los miembros del circuito profesional femenino.

Asimismo, los organizadores del torneo deberán cumplir una serie de condiciones para seguir formando parte del WTA Tour en el futuro. Así, deberán comprometerse por escrito a no impedir la participación en el torneo de Dubai de jugadora alguna, sea cuál sea su nacionalidad.

La segunda condición es que garanticen la concesión de los visados de entrada en el país a cualquier jugadora israelí con un mínimo de ocho semanas de antelación respecto al comienzo del torneo del 2010.

Y la tercera es la concesión de una invitación ('wild card') a Shahar Peer para garantizar su presencia en el torneo del 2010 incluso si no se ha clasificado por ránking.