Leo Messi celebra un tanto con la camiseta del Barcelona.
Leo Messi celebra un tanto con la camiseta del Barcelona. EFE

Barcelona y Real Madrid han empezado la temporada haciendo pleno de puntos. Tras tres jornadas, el cuadro culé lidera la tabla al haber anotado dos tantos más que el equipo merengue, y en líneas generales la prestación ofensiva de ambas escuadras está siendo muy positiva. Los de Valverde han anotado 12 goles en 3 partidos, y los de Lopetegui, 10.

Aunque el técnico vasco ha variado su plan de juego durante los tres primeros encuentros -ya sea con Isco liberado por delante de un doble pivote o, como vimos ante el Leganés, con el clásico medio campo de tres hombres compuesto por Casemiro, Modric y Kroos-, los dos conjuntos han alineado tres hombres en su ataque. El Real Madrid a Asensio, Bale y Benzema, y el Barcelona, con el paso al 4-3-3, a Messi, Luis Suárez y Dembélé.

El impacto en ataque de ambos tridentes en las cifras de sus equipos, como es lógico por otra parte, está siendo muy alta . En el caso del Real Madrid, han anotado 7 de los 10 goles del equipo, y en el del Barcelona, 8 de los 12. Leo Messi, que ha participado directamente en 6 de esos 12 tantos, es quien más presencia tiene si comparamos las estadísticas de los seis futbolistas, que quedarían desglosadas, si nos centramos en los datos más básicos del juego de ataque, de la siguiente forma:

En el cuadro culé, el argentino manda. Messi ha marcado 4 goles de los 16 remates que ha intentado en estas tres primeras jornadas, y ha asistido en 2 ocasiones. Además, se destaca de forma descarada en el apartado de regates, ya que ha intentado 34, saliendo victorioso 27 veces. De sus otros dos compañeros de ataque, llama la atención de Ousmane Dembélé haya disparado más veces a puerta que Luis Suárez. El francés ha probado fortuna en 12 ocasiones para anotar dos goles, aunque no ha repartido ninguna asistencia, teniendo, eso sí, gran presencia en el regate: 15 correctos de sus 22 intentos. Suárez cuenta con 2 goles en 7 disparos, y ha logrado hacer 8 regates de 13 intentos.

En el Real Madrid llama la atención que, en líneas generales, el porcentaje de acierto es superior, pero la intención de ejecutar una jugada ofensiva, inferior. Karim Benzema, el gran protagonista, ha marcado 4 goles en 8 disparos (el mejor ratio de acierto si comparamos a los 6 futbolistas), no ha asistido, y, con 6 regates de 10 intentos, es el que menos desborda. Gareth Bale, por su parte, ha anotado 3 goles en 12 disparos, ha dado 1 asistencia, y ha intentado 12 regates, logrando su objetivo 8 veces. Por último, Marco Asensio no ha marcado, pero ha repartido 2 asistencias, y es el jugador del tridente blanco que más regatea: 13 dribles correctos en 18 intentos.