«De no pronunciarse la LNFS de forma oficial, realizaremos todas las acciones necesarias para la defensa de sus intereses y si fuera preciso paralizaríamos la competición», señaló el club gallego