«Son gilipollas. A partir de ahora, sólo me va a quedar trabajar y si tengo que jugar con seis, jugaré con seis. El resto se quedará sentadito», afirmó Comas. El veterano técnico catalán estuvo especialmente crítico con el pívot estadounidense Demetrius Alexander, de quien dijo que «es un NAF». «¿Queréis que os traduzca NAF? Significa negro atlético fraudulento, y de mí no se va a reír más», explicó.