El técnico del Caja San Fernando, Manel Comas, pidió disculpas por las duras manifestaciones que hizo contra sus jugadores, en especial contra el pívot estadounidense Demetrius Alexander, al que llamó "negro atlético fraudulento", tras la derrota de su equipo contra Estudiantes.

"Le he dado las explicaciones a quien se las tenía que dar, después de un diálogo con los jugadores y el capitán. Probablemente no estuve acertado en los adjetivos y si me tuviera que definir a mí, podría haber dicho BAF: bigotudo, absurdo y fanfarrón", argumentó el técnico.

Si me tuviera que definir a mí, podría haber dicho BAF: bigotudo, absurdo y fanfarrón

Para Comas, que perdió a su madre hace unos días, "no había sido una semana fácil para mí y lo único que llevaba preparado era dedicarle el triunfo" a su progenitora.

"En cuanto al problema de fondo, debemos mejorar y cambiar la actitud y así se lo he explicado también a los jugadores", añadió.

Sobre el vilipendiado Alexander, Comas señaló que tiene "una relación con él de padre a hijo. Tiene una calidad tremenda y si esto sirve para motivarle, mejor".

"No tengo nada en contra de ninguna raza o etnia, aunque no dijera eso de jugador de color", concluyó.

Enlaces