Más de 7.000 propuestas de letras para el himno nacional se esperan que llegen al Comité Olímpico Español (COE) y la Sociedad General de Autores (SGAE) hasta el día 26 que se cierre el plazo de admisión.

Después habrá un jurado aún sin concretar que eligirá la letra que se presentará el 19 de diciembre en la Gala anual del COE en Madrid. Luego deben recogerse al menos 500.000 firmas para que la letra se debata en las Cortes como iniciativa legislativa popular.

"Si el himno se aprueba, habrán quien lo sienta y quien no lo sienta, pero todos tendrán que respetarlo", afirmó el presidente del COE, Alejandro Blanco, quien admitió que si la iniciativa prospera habrá que respetar a quien no quiera cantar el himno, pero que "lo injusto es que ahora no lo pueda cantar nadie".

"La letra elegida debe ser neutral y de consenso, estar por encima de los partidos y reflejar la actualidad sin dirigirla", dijo Blanco, que no tiene "miedo" de que la letra sea un elemento de desunión o sea rechazada en algunas comunidades autónomas.

"En Europa sólo hay tres países que no tengan letra en el himno: Bosnia, San Marino y España", recordó, y destacó que para cualquier aficionado al fútbol "es imposible imaginarse el himno del Real Madrid, del Barcelona, del Sevilla o del Atleti sin letra".