La cara y la cruz de la cotización en Bolsa de los clubes de fútbol

  • El Manchester United se ha estrenado este viernes en la Bolsa de Nueva York.
  • Con su entrada en bolsa los clubes deben asumir unos costes y adquieren una serie de obligaciones para garantizar su transparencia.
  • Pocos clubes se animan, por ahora, a participar en bolsa.
Agentes de bolsa lucen camisetas del Manchester United en la Bolsa de Nueva York, Estados Unidos.
Agentes de bolsa lucen camisetas del Manchester United en la Bolsa de Nueva York, Estados Unidos.
EFE/ Justin Lane

La entrada en la Bolsa de Nueva York del Manchester United supone un avance más en la estratagema de los clubes de fútbol para buscar una financiación que les permita certificarse el futuro y afrontar los millonarios fichajes que necesitan para ser más competitivos.

Sin embargo, pocos clubes han optado por esta solución y algunos de los que sí lo han hecho han acabado arrepintiéndose.

Con su entrada en Bolsa, los clubes deben asumir unos costes para poder permanecer en el listín, al tiempo que adquieren una serie de obligaciones para garantizar la total transparencia de su gestión.

En el grupo de los grandes que han dado el paso, además del United, están el Ajax holandés, el Celtic de Glasgow, la Juventus de Turín, el Oporto, el Benfica, el Borussia Dortmund y el Olympique de Lyon, entre otros.

El paso de los años frenó la euforia de cotización de la década de los noventa, donde hasta 21 equipos ingleses movían sus acciones en la bolsa, pero en este momento el panorama es poco alentador.

El Manchester United espera romper esta tendencia y desde este viernes empieza a cotizar en Wall Street tras recaudar unos 232 millones de dólares con su oferta pública de venta de acciones (OPV), en un precio final de salida de 14 dólares, por debajo del rango que había previsto la semana pasada (entre 16 y 20).

El United sacó al mercado 16,6 millones de acciones. Con los fondos obtenidos, espera hacer frente a la deuda de 682,66 millones de dólares contraída por el club.

El siguiente es el panorama en Europa de los clubes que cotizan en bolsa:

Alemania

La experiencia de los clubes de la Bundesliga en el parqué no son precisamente alentadores: el caso más destacado es el del Borussia Dortmund, que salió a Bolsa en 2000 y cuyo accionariado ha visto caer desde entonces sus títulos a un 80 % del valor inicial. Ni siquiera los éxitos deportivos del Borussia, actual campeón alemán, han logrado invertir esa situación.

Francia

El único club francés que cotiza en Bolsa, según la Liga Profesional de Fútbol, es el Olympique de Lyon (OL).

El club informa en su página web que su entrada en el parqué parisino, un paso que preparó durante cinco años, se produjo en febrero de 2007. La cotización del holding OL, según recuerda, le permitió recaudar 88 millones de euros con los que "preparar su futuro".

Gran Bretaña

Como otros clubes, el Tottenham Hotspurs pasó en 2001 de cotizar en el mercado de valores convencional de Londres (FTSE) al Mercado de Inversión Alternativa (AIM), diseñado para la compra y venta de acciones de pequeñas y medianas empresas a través de reglas más flexibles.

No obstante, el pasado junio anunció que abandonaba el AIM y que pasaba a ser controlado totalmente por inversores privados.

Después de 14 años, el Manchester United abandonó el FTSE en 2005, cuando el magnate estadounidense Malcolm Glazer se hizo con el control de un club valorado entonces en casi 800 millones de libras (algo más de mil millones de euros).

Holanda

El Ajax, único equipo del país que cotiza en bolsa, sigue caracterizándose por ser un club de cantera, que vende cada año jugadores importantes para cuadrar sus presupuestos. Este verano, por ejemplo, ha ingresado unos 12 millones de euros por el traspaso del defensor belga Jan Vertonghen al Tottenham inglés.

La utilidad de su presencia en bolsa ha sido cuestionada y es que las acciones del club valen hoy alrededor de 7 euros, frente a los poco más de 3 euros que llegaron a alcanzar hace pocos años.

Italia

Los clubes de la Serie A (el equivalente a la Primera División en España) italiana que cotizan en la Bolsa de Milán son el Juventus de Turín, el Lazio y el Roma.

En términos generales la evolución de la cotización de las tres entidades que cotizan en Piazza Affari registra una tendencia negativa, con subidas ligadas, normalmente, a los buenos resultados deportivos obtenidos por los clubes.

Portugal

Las respectivas sociedades anónimas del Oporto, Sporting de Lisboa y Benfica integran el índice portugués PSI-20, el segundo en importancia en el país donde cotizan 52 empresas.

El valor del Oporto en la bolsa ha caído en 14 años más del 90 %, hasta 0,36 céntimos cada acción.

Por su parte, la cotización del Sporting de Lisboa se ha contraído en 14 años más del 95 %, hasta los 0,28 céntimos por acción.

Cinco años más tarde de la entrada del Benfica en Bolsa sus acciones cayeron cerca del 85 % y están a 0,75 céntimos unidad.

Los tres club están obligados a comunicar operaciones relevantes a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) de Portugal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento