Las claves de la durísima derrota del Barça en Múnich

  • Messi, el líder del equipo, no estaba al 100% y el Barça lo notó demasiado.
  • Además de Leo, varios jugadores no están en un buen momento de forma.
  • El banquillo no supo responder con cambios cuando el equipo lo necesitó.
  • El Bayern fue superior físicamente al Barça y abusó en el juego aéreo.
Leo Messi cabizbajo tras la goleada del Bayern al Barça en el Allianz Arena.
Leo Messi cabizbajo tras la goleada del Bayern al Barça en el Allianz Arena.
EFE

Un 4-0 en Múnich y de la manera en que se ha producido la derrota del Barça ante el Bayern merece un analisis concienzudo sobre los motivos que han llevado a un equipo que lo ha ganado todo a caer con estrépito. ¿Están los jugadores bien físicamente? ¿Le han pillado el truco ya al estilo del Barça? ¿Hay Messidependencia?

El analisis sobre qué hacer para la posterior temporada llegará más adelante, adelantemos las claves sobre el por qué de la amplia derrota azulgrana en el Allianz Arena:

- La lesión de Messi. Que el nombrado mejor jugador del mundo en los tres últimos años no estaba al 100% pareció evidente. No desbordó en ningún momento, apenas participó en el juego y fue una sombra del delantero desequilibrante y omnipresente que ha sido en los últimos años.

- Inmovilismo en el banquillo. Con el equipo totalmente desbordado en el campo, no llegó la reacción desde el banquillo. El equipo pedía a gritos refuerzo en el centro del campo, un relevo en las bandas y, por qué no decirlo, Messi no estaba en condiciones de seguir dispuntando el partido. Tito no reaccionó. Un único cambio, Villa por Pedro en el minuto 83, deja claro el bloqueo del entrenador.

- Mal momento físico. Los jugadores del Barça no están bien físicamente. Muchas lesiones en jugadores clave y jugadores muy lejos de su mejor momento en el momento clave de la temporada. Encima, enfrente se encuentro a uno de los equipos más físicos de Europa, si no el que más.

- El juego aéreo, una cruz. Los córners fueron un sufrimiento continuo para el Barça en el Allianz Arena. La superioridad en el juego áreo de los alemanes fue sonrojante y así llegaron los dos primeros goles del partido.

- Mucha posesión, escasas ocasiones. El objetivo de tener el control absoluto de la posesión del balón ha sido en el Barça la manera de buscar sin descanso el gol. Sin embargo, en Múnich la pelota se tuvo en muchos momentos sin la más mínima intención de buscar la portería contraria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento