Diego Simeone
El técnico del Atlético, Diego Simeone, en su rueda de prensa en Múnich. EFE

El Atlético defiende este martes en el Allianz Arena de Múnich el 1-0 logrado ante el Bayern la semana pasada en el Calderón. Un reto complicado ante una de las plantillas más potentes del fútbol europeo, pero con un premio enorme: el pase a la final de la Champions, que se disputará el 28 de mayo en Milán. Estas son las claves para llegar a San Siro:

Defender. «Un equipo grande no puede jugar como el Atlético», ha dicho este fin de semana el exbarcelonista Xavi Hernández, pero lo cierto es que, guste o no guste, el equipo de Simeone ha llegado donde ha llegado basando su fútbol en una férrea defensa. Y en Múnich debe seguir siendo fiel a su estilo porque los números demuestran que es efectivo: esta temporada el Atlético ha dejado a cero su portería en 34 de los 53 partidos oficiales que ha disputado y su portero Jan Oblak no ha encajado goles en 31 de 47 encuentros. Además, el equipo del Cholo es el menos goleado de la Liga (16) y de la Champions (5), con la media de goles encajados más baja del continente: 0,44 por partido.

Primeros minutos. Resistir la embestida inicial del Bayern será fundamental. Aunque Pep Guardiola dijo que no lanzaría a su equipo a un ataque a la desesperada, el cuadro alemán empieza siempre muy ofensivo en el Allianz y esta noche no será una excepción. «Si salimos fuertes desde el principio, llevaremos el partido donde queremos», dijo ayer el defensa colchonero Juanfran. Los primeros 15-20 minutos serán complicados.

Contragolpear. Aunque la fortaleza del Atlético se encuentra atrás, el contragolpe es una de sus armas más letales gracias a una buena salida del balón y a la velocidad de hombres como Fernando Torres y Griezmann. Marcar en Múnich valdría su peso en oro debido al valor doble de los goles en campo contrario: obligaría al Bayern a marcar tres tantos. La estadística dice que el Atlético ha marcado en 45 de los 53 choques que ha disputado esta temporada.

Balón parado. Es otra de las fortalezas del equipo de Simeone. Además de buenos lanzadores de falta, como Gabi o el propio Griezmann, cuenta con excelentes rematadores de cabeza en los saques de esquina: Godín, Torres, Saúl...

Paciencia. Los minutos en Múnich serán muy largos para el Atlético con un Bayern volcado en ataque, pero los colchoneros deben mantener la calma, sentirse cómodos en ese guion y ser conscientes de que han superado las últimas 15 eliminatorias europeas en las que ganaron 1-0 en la ida. Otro dato: el Atlético no ha perdido este curso ningún partido por más de un gol de diferencia, lo que significa que ningún resultado de esta temporada lo eliminaría.

Ralentizar el juego. Presionar a Xabi Alonso y Thiago para romper la zona de creación del equipo bávaro. Las faltas tácticas pueden ser útiles. El tiempo juega a favor del Atlético y el paso de los minutos incrementará el nerviosismo del Bayern. Físicamente, el Atlético es un equipo poderoso y puede llegar más fresco al tramo final.

Marcaje. La defensa del Atlético tendrá que estar especialmente atenta a hombres como Lewandowski, capaz de marcar en cualquier despiste, y Muller, delantero letal al que Guardiola sentó en el banquillo en el Calderón en una decisión que le costó numerosas críticas en Alemania.