Palop, el héroe
El portero del Sevilla, Palop. (REUTERS). REUTERS

El fútbol sería como una partida de ajedrez en la que se gana o pierde si no fuera por sus héroes. Aquellos que encarnan la quintaesencia de lo extraordinario y sobre los que escribía el griego Homero.

El Sevilla, en su trayecto hacia la conquista de su segunda Copa de la UEFA en Glasgow, ha tenido uno de 33 años bajo palos: Andrés Palop, que en la final dio un gol y paró tres penaltis claves.

Esta UEFA es más de Palop que de cualquier otro jugador: todo el mundo recuerda el gol que marcó al Shaktar Donetsk en el último minuto y que forzó la prórroga que dio vida al Sevilla cuando el equipo español estaba eliminado.

Por eso, Palop era la viva imagen de la felicidad y de la emoción: "Es una competición que la verdad es que la recordaré y la tendré dentro del mí. He dado un gol, he marcado otro y ahora he parado penaltis. La gente me recordaba por el gol que metí al Shakhtar Donest y espero que ahora me recuerden por lo que es un portero, por los penaltis que hoy he parado".

Palop es el único jugador fijo en el esquema de Juande: "Es fundamental", afirma Dani Alves.

El portero valenciano se ha convertido en la referencia de un equipo en auge.

Con el Sevilla, Palop ha encontrado lo que siempre buscó, la consagración (fue elegido mejor jugador de la final): "Agradezco la confianza del míster -Juande Ramos- y al Sevilla FC por darme la oportunidad, porque ahora estoy viviendo el mejor momento de mi carrera".

Goleador

En esta Copa, su protagonismo ha resultado decisivo. Su gol de cabeza en los octavos de final, en Donetsk, hizo lo que pocas veces consigue un portero: clasificar a su equipo en el área contraria.

Hasta ese momento, el equipo de Juande Ramos pasó sin apuros la primera ronda (Atromitos) y accedió a dieciseisavos de final –donde eliminó con facilidad (3-0) al Steaua de Bucarest– al quedar segundo en el grupo C (AZ Alkmaar, Sporting de Braga, Slovan Liberec y Grasshopper).

Tocaba lidiar en octavos con el Shaktar Donetsk, un equipo que venía de Champions.

Los ucranianos arrancaron un empate (2-2) en el Pizjuán y se colocaron con un 2-1 en Donetsk. En el descuento, Palop subió a rematar un córner y acertó a poner el 2-2 que forzó la prórroga. Chevantón se encargó de apuntillar la moral de un Shaktar que por momentos celebró la eliminación del campeón. Homero ya tenía crónica y el Sevilla su pase a cuartos, donde esperaba el Tottenham.

Ante el conjunto inglés se sufrió en la ida con el tanto de Keane, aunque Kanouté y Kerzhakov lograron darle la vuelta a la eliminatoria a falta del choque en Inglaterra.

45 minutos de exhibición

Allí, el Sevilla sentenció con una exhibición en una primera parte que acabó 0-2 para luego dejarse llevar por la relación y acabar empatando. Quedaba Osasuna en semifinales y el hostil ambiente navarro, del que los de Nervión salieron con un 1-0 en contra.

En el Pizjuán fue todo más sencillo y los goles de Renato y Luis Fabiano compraron unos billetes para Glasgow que ya había reservado Palop.

El portero Andrés Palop, que se ha convertido en el héroe de la final de la Copa de la UEFA al detener tres lanzamientos de la tanda de penaltis que le han dado el título al Sevilla frente al Espanyol, reconoció que "esta competición" la recordará toda su vida. , destacó. "Agradezco la confianza del míster -Juande Ramos- y al Sevilla FC por darme la oportunidad, porque ahora estoy viviendo el mejor momento de mi carrera. Hay que disfrutar, pero sin subirse a ninguna nube para que este club y nosotros mismos sigamos creciendo", dijo.