El meta chileno Claudio Bravo supera la revisión médica y firma su contrato con el Barça

  • Firma el contrato que le une al Barça las 4 próximas temporadas.
  • Es el tercer fichaje del equipo de Luis Enrique con vistas a la temporada que viene tras las incorporaciones de Marc André Ter Stegen y de Ivan Rakitic.
  • "Jugar en el Barcelona no es un riesgo, sino todo lo contrario", dice el portero.
Claudio Bravo, con la camiseta del Barça.
Claudio Bravo, con la camiseta del Barça.
EFE

El meta chileno Claudio Bravo ha superado satisfactoriamente la revisión médica y posteriormente ha firmado el contrato con el Barcelona para las cuatro próximas temporadas.

Bravo, de 31 años, llegó el domingo a Barcelona y posó en el gran escudo situado a las puertas de las oficinas de la entidad. Esta mañana, a primera hora, el chileno se ha sometido a un reconocimiento médico en la Ciudad Deportiva Joan Gamper.

Posteriormente se ha trasladado hasta el Camp Nou donde ha firmado el contrato que le une con el Barcelona durante las próximas cuatro temporadas.

Se trata del tercer fichaje del equipo de Luis Enrique con vistas a la temporada que viene tras las incorporaciones del meta alemán Marc André Ter Stegen y del centrocampista croata Ivan Rakitic.

Después de la revisión médica y de la firma del contrato, en un acto que ha tenido lugar en la zona de palco del Camp Nou, Bravo posó en traje de faena sobre el césped del estadio y fue presentado oficialmente.

El meta chileno Claudio Bravo ha calificado como "reto tremendo" fichar por el club azulgrana, donde cree que tanto él, como sus compañeros el alemán Marc-André Ter Stegen y el español Jordi Masip, partirán desde cero para un puesto en la portería.

"Jugar en el Barcelona no es un riesgo, sino todo lo contrario. Es una motivación más. Voy a luchar para competir al máximo nivel, ha afirmado Bravo, quien se ha mostrado ambicioso al asegurar que quiere "jugarlo todo" con vistas a la próxima temporada.

Bravo, por el que el Barcelona ha pagado 12 millones de euros a la Real Sociedad para hacerse con sus servicios, ha firmado un contrato para las cuatro próximas temporadas con una cláusula de rescisión de 40 millones de euros.

Pese a lucir el dorsal 13 —el 1 será para el alemán Ter Stegen—, el jugador chileno espera ponerle las cosas difíciles a Luis Enrique y luchar por un lugar en el once inicial en la escuadra azulgrana después del adiós de Víctor Valdés. "En ningún momento me dijeron que venía para ser primero, segundo, tercero o cuarto portero", ha puntualizado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento