Clamor contra Megía

La pésima actuación del colegiado madrileño en el Camp Nou ha provocado indignación en el Zaragoza.
Los jugadores del Zaragoza se abrazan tras su primer tanto en el Camp Nou.
Los jugadores del Zaragoza se abrazan tras su primer tanto en el Camp Nou.
Guido Manuilo/E.F.E.
Penalti y expulsión. Son las palabras mágicas que parecen perseguir al Real Zaragoza siempre que juega contra el Barcelona. Las inmortalizó el juez de línea Rafa Guerrero en 1996 al obligar al colegiado Mejuto González a expulsar a Xavi Aguado por una presunta agresión a Fernando Couto que jamás existió.
 
Aquel desafortunado episodio tuvo su continuación el sábado en el Camp Nou, con Megía Dávila como protagonista. El árbitro madrileñó se inventó una penalti de Toledo a Van Bommel y expulsó al paraguayo, permitiendo al Barça neutralizar la ventaja de 0-2 del Zaragoza.
 
Incluso la mayoría de jugadores del Barça, por ejemplo Deco, reconocieron que no hubo penalti y sólo algún empecinado, como el portero Víctor Valdés, se atrevió a decir ayer que «no hubo ninguna polémica arbitral».
 
Toledo, por su parte, reincidió ayer en su inocencia: «No toqué a Van Bommel». El Zaragoza recurrirá la segunda amarilla al paraguayo.
 
Lo dice la prensa
 
Marca: Esto ya huele. El Barça remonta gracias a un penalti y a una tarjeta roja inexistentes.
 
As: Megía se inventa un penalti y deja al Zaragoza con diez.
 
Sport: Un más que discutible penalti permite al Barça recortar distancias.
 
El Mundo Deportivo: La clave del partido fue un dudoso penalti.
 
Web 20 minutos
 
Guiras: Otro robo. El Zaragoza mereció ganar.
 
Paco: Qué vergüenza. ¿Cómo puede meter la pata un árbitro de esa manera?
 
Antonio: Está claro que el Barça será campeón y la Liga la jugarán los 19 equipos restantes. Menudo robo.
 
Naranjito: Lo de los árbitros empieza a ser preocupante.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento