Mario Cipollini
El exciclista italiano, Mario Cipollini, en una imagen de archivo. ARCHIVO

El doctor Eufemiano Fuentes, uno de los acusados en el juicio de la  Operación Puerto, elaboró programas de preparación que preveían el uso de sustancias dopantes para el ciclista italiano Mario Cipollini entre 2001 y 2004, según publica el diario deportivo La Gazzetta dello Sport. El rotativo milanés publica este domingo nuevos datos sobre los supuestos contactos de Cipollini con Fuentes, después de que el sábado informara en exclusiva de los primeros documentos de la investigación que apuntan a una relación profesional entre ambos.

En total 13.000 unidades de EPO para el Giro (de Italia)

El ciclista desmintió las informaciones difundidas por el diario y las tachó de "absurdas", a través de un comunicado remitido por su abogado, Giuseppe Napoleone. Asimismo, Cipollini expresaba su disponibilidad a someterse a cualquier tipo de prueba hematológica para que se pueda comparar su sangre con las de las 99 bolsas en manos de las autoridades españolas y cuyo origen todavía no ha sido identificado.

Pese al desmentido de Cipollini, La Gazzetta  publicó este domingo nuevas informaciones sobre el caso y mientras el sábado se centraba en el programa elaborado por Fuentes, que incluía la asunción de EPO, hormonas y anabolizantes, para el año 2002, cuando Cipollini se proclamó vencedor en el Campeonato del Mundo de Zolder, este domingo difunde las tablas de preparación para 2001, 2003 y 2004.

Maria y CP, los códigos

El rotativo desvela los supuestos nombres en código que se utilizaban para indicar las sustancias dopantes en esos programas de preparación, de los que ofrece una reproducción. Asimismo, el rotativo reitera que Fuentes utilizaba el nombre en clave 'Maria' y 'CP' para referirse en sus documentos a Cipollini.

Precisa que en 2001 Fuentes indicó al ciclista las carreras para preparar el Giro de Italia y supuestamente el "tratamiento" inició el 19 de abril con el uso durante nueve días consecutivos de EPO, seguidas de una primera extracción de sangre y después un período con la asunción de hormonas para el crecimiento hasta el final del Tour de Romandía. "En total 13.000 unidades de EPO para el Giro de Italia", señala La Gazzetta.

Sobre 2002, el diario subraya que el sistema se volvió más sofisticado e indica que Cipollini "se sirvió de 13 bolsas de sangre entre extracciones y transfusiones", entre otros datos.