Aficionados del Tour
Aficionados con una pancarta que reza "El dopaje es traición" Efe
La 93a edición del Tour de Francia arranca esta tarde en Estrasburgo, en medio del escándalo provocado por la Operación Puerto y que ha salpicado de lleno a los favoritos para la clasificación general.

Ni Ullrich, ni Basso, ni Vinokourov, ni Mancebo ni otros importantes corredores tomarán la salida de la ronda ciclista por etapas más importante del mundo, con lo que el abanico de posibles vencedores se reduce a ciclistas que no entraban en las quinielas.

Así las cosas, las esperanzas españolas se centran ahora en Alejandro Valverde, que se ha quedado casi sin competencia y que intentará aprovechar su buena racha de esta temporada, en la que ya ha ganado la Flecha Valona y la Lieja-Bastogen-Lieja.

Hoy se disputa la etapa prólogo, 7.1 kilómetros en un circuito completamente llano y por consiguiente ideal para corredores acostumbrados a mover grandes desarrollos.

Favoritos para el triunfo son muchos, como son el ucraniano Serghey Honchar, el ruso Viatcheslav Ekimov, el francés Christophe Moreau o el británico David Millar, que vuelve a la competición después de dos años de sanción por dopaje.

El primer corredor en salir lo hará a las 12:50 horas y el último a las 16:07 horas, calculándose una media de 52 km-hora y el intervalo de salida será cada minuto.