Riccardo Riccò
Riccardo Riccò, conducido por la policía francesa tras conocerse su positivo (AP). AP

El Tribunal Antidopaje del Comité Olímpico Italiano (CONI) ha condenado a dos años de suspensión al ciclista francés Riccardo Riccò, que dio positivo en la pasada edición del Tour de Francia por consumo de EPO de tercera generación.

La sanción, que supera en cuatro meses la petición de la Fiscalía antidopaje del CONI, es la suma de una pena de dieciocho meses por el uso de sustancias prohibidas y de otra de seis meses por frecuentar la consulta del doctor Carlo Santuccione, que en su día fue suspendido de su actividad profesional.

Me he equivocado y es justo que pague (Riccò)

El ciclista, que podrá volver a correr a partir del 30 de julio de 2010, se ha mostrado "muy decepcionado y desengañado" por la sanción, ya que se esperaba "una mayor comprensión" tras haber confesado el consumo de EPO.

"Me he equivocado y es justo que pague", admitió. No obstante el ciclista añadió que sus abogados analizarán la sentencia para decidir si apelan la decisión del Tribunal Antidopaje del CONI.