> Ivan Basso le da un golpe anímico al Giro de Italia

Ivan Basso le da un golpe anímico al Giro de Italia

Los escaladores pierden tiempo y Jan Ullrich, que vence en la etapa, da muestras de mejoría en su estado de forma. Con los Alpes a la vuelta de la esquina, Basso sale muy reforzado de cara a la general.
El líder del Giro, Ivan Basso, a su paso por la torre de Pisa. (AP)
El líder del Giro, Ivan Basso, a su paso por la torre de Pisa. (AP)
Fabio Muzzi/AP Photo
El italiano Ivan Basso (CSC) hizo bueno aquello de que la mejor defensa es un buen ataque. Y lo hizo volando sobre su bicicleta, dejando claro que él es el
capo de la carrera.

El actual líder de la clasificación general no ganó por poco la contrarreloj de Pontedera, disputada sobre 50 kilómetros, pero sí dio un paso de gigante para lograr la victoria final en este Giro de Italia.

Basso sacó tiempo a todos sus rivales. La jornada, de hecho, fue nefasta para los escaladores. Cunego -doblado por Basso en los últimos kilómetros-, Simoni y Di Luca se dejaron una buena renta.

El ganador de la etapa fue Jan Ullrich, que invirtió un tiempo de 58.48, veintisiete segundos mejor que Basso y un minuto y un segundo mejor que Marco Pinotti (Saunier Duval-Prodir), campeón de Italia contra el crono.

El español Enrique Gutiérrez (Phonak) terminó sexto a 1' 42" y mantuvo su segunda plaza en la general, aunque se aleja con respecto a Basso. Tras la crono, el ucraniano Sergei Hontchar asciende hasta la tercera plaza de la general provisional.

En cuanto a los escaladores, Damiano Cunego se sitúa a 6' 54" de Basso, Simoni a 7' 13" y Di Luca a 7' 33". Unas rentas importantes de cara a los Alpes, que comienza el sábado con la etapa de La Thuile y el paso previo por el durísimo Colle San Carlo.

De momento, este viernes el Giro disputará 171 kilómetros entre Livorno y Sestri Levante. Una jornada de perfil quebrado en su parte final que cuenta con un puerto de segunda a poco más de 20 kilómetros para meta, el Valico Guartarola.

Ave fénix Ullrich

La undécima etapa de la ronda transalpina recuperó a Jan Ullrich. En un trazado plano, sin ninguna dificultad técnica, el alemán hizo valer su potencia. Perfectamente acoplado sobre su bicicleta, Ullrich demostró su calidad.

Aunque muchos han criticado su estado de forma -entre ellos Bjarne Riijs, el técnico de Basso en CSC-, el ganador del Tour de 1997 demostró que no está hundido y que hay que contar con él para el próximo Tour, su principal objetivo.

Basso ya había apostado por Jan Ullrich para la victoria en la contrarreloj.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento