El ciclismo británico lidera la París-Niza y la Tirreno-Adriático

  • Un puerto cerca de la meta de la 3.ª etapa de la París-Niza anima el final y aúpa a Geraint Thomas, aunque la victoria fue para el holandés Tom Jelte Slagter.
  • La carrera de los dos mares, en la que Alberto Contador parte con ganas de protagonismo, arranca con una crono por equipos con buen papel del Movistar.
El equipo belga Omega Pharma-Quick Step celebra en el podio su victoria en la crono por equipos inaugural de la Tirreno-Adriático 2014.
El equipo belga Omega Pharma-Quick Step celebra en el podio su victoria en la crono por equipos inaugural de la Tirreno-Adriático 2014.
TIRRENO-ADRIATICO

La universalización del ciclismo, que avanza impasible más allá de sus viveros tradicionales y que ha encontrado en Gran Bretaña, con permiso de Australia, a su gran abanderada actual. Y es que dos ciclistas de esta nacionalidad lideran desde este miércoles dos de las pruebas por etapas más prestigiosas del mundo que estos días copan la actualidad de este deporte.

En la Tirreno-Adriático italiana, que arrancó este miércoles, el sprinter británico Mark Cavendish se vistió con el primer jersey azul de líder de la carrera de los dos  mares después de la exhibición de su equipo, el Omega Pharma-Quick Step belga, en la crono por equipos que abría la carrera.

Sobre 18,5 kilómetros entre Donoratico y San Vicenzo, la escuadra belga voló guiada por el alemán Toni Martin a más de 55 km/h para mejorar en once segundos el crono fijado en la línea de meta por el Orica GreenEdge australiano. El Movistar de Nairo Quintana concluyó tercero y el Tinkoff-Saxo de Alberto Contador, cuarto.

En la París-Niza francesa, por su lado, la cuarta etapa deparó un cambio en la primera posición de la general, que pasó del alemán John Degenkolb (Giant) a las espaldas del espigado británico Geraint Thomas (Sky) por tres segundos.

Thomas, que aprovecha la salida de última hora de Richie Porte hacia la Tirreno-Adriático para lucir galones en la prueba gala, supo leer la parte final de una jornada de 201,5 kilómetros hasta Belleville. Thomas y ek holandés Tom Jelte Slagter se movieron en el estético Col de Mount Broully, gestionaron su bajada y llegaron juntos llegaron a la última recta, donde el ciclista del Garmin-Sharp fue más rápido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento