Cicinho
Cicinho anota el gol de la victoria del Roma ante el Inter (REUTERS). REUTERS

Un gol del brasileño Cicinho, su primero en Italia, dio un triunfo al Roma en casa frente al Fiorentina (1-0) que le permite reabrir sus opciones al título, al reducir a nueve los puntos que le lleva el líder, el Inter de Milán, que no pasó del empate ante un Sampdoria (1-1) que se adelantó con Antonio Cassano.

Dos ex madridistas, Cicinho y Cassano, se aliaron para intentar dar emoción a una lucha por el "Scudetto" que iba camino de estar aun más pronto sentenciado que en la pasada campaña.

Cassano, por el que siempre ha declarado admiración el técnico interista Roberto Mancini, quien ya le quiso fichar el pasado año pero no se hizo por estimar los dirigentes interistas que por su carácter podía alterar los equilibrios del equipo, estuvo además bien cerca de amargar aún más la tarde al Inter.

Cassano se mostró dispuesto a reducir un veinte por ciento sus emolumentos para seguir en la Sampdoria.
El Sampdoria mandó e impuso el ritmo, que dispuso ya pronto de buenas ocasiones para adelantarse en el marcador y que volvió a tener en Cassano a su jugador desequilibrante.

Pero en la primera mitad le faltó puntería al conjunto genovés, además de contar con buenas intervenciones de su meta brasileño Julio César.

Fue en el minuto 65 cuando llegó el gol de bella factura de Cassano: se internó en diagonal dejando atrás a Materazzi, paró el balón con el muslo y, según caía, golpeó con el empeine del pie haciendo inútil la estirada de Julio César.

El tanto de "Talentino", que entre semana se ha mostrado dispuesto a reducir un 20 por ciento sus emolumentos para seguir como sampdoriano, dejaba contra las cuerdas al Inter, pero el conjunto interista, ya con Figo sobre el campo, reaccionó con rabia, y empató por mediación de Crespo.

Cicinho volvió al once

Del empate en Génova se aprovechó el Roma, que se impuso al Fiorentina (1-0) con un gol de Cicinho (m.54), que era titular tras también estar molesto por no haber jugado el martes contra su ex Real Madrid.

El partido, que es el 386 del "capitano" Francesco Totti como romanista (iguala en la primera posición a Giacomo Losi, hoy presente en el estadio por este motivo), vio a un mejor Fiorentina en la primera mitad. Dispuso dos netas ocasiones del rumano Mutu, quien se lesionó en la segunda.

Luego, tras el descanso, sólo existió el Roma, que se adelantó con Cincinho y se bastó y sobró para manejar el resultado ante un Fiorentina que lo intentó pero no supo. El brasileño romanista al final fue expulsado por doble tarjeta.

El triunfo deja al conjunto romano está ahora a nueve puntos del Inter, pero que hace peligrar la cuarta plaza del conjunto florentino. Y este miércoles, en jornada entre semana, cobra una mayor importancia el Inter de Milán-Roma.