Un biochip genético es capaz de avisar del riesgo de muerte súbita, como la de Puerta

  • Se llama ‘Sportchip’ y analiza el ADN.
  • Analiza los genes para detectar a deportistas con riesgo.
  • Un chico ha fallecido recientemente en Alicante por muerte súbita.
Imagen de la web de la empresa que comercializa el invento (www.sabiobbi.com)
Imagen de la web de la empresa que comercializa el invento (www.sabiobbi.com)

Quizá si el futbolista del Sevilla Antonio Puerta hubiera llevado un ‘biochip’ de ADN los médicos hubieran detectado lo vulnerable que era el jugador a padecer una muerte súbita.

Ahora esta nueva herramienta de diagnóstico está en el mercado. Se llama ‘Sportchip’ y analiza la genética de la persona. Más información sobre el dispositivo en la web de la compañía.

¿Qué es lo que hace?

Identifica las principales variables genéticas que pueden predisponer a la muerte súbita al examinar de forma simultánea 17 genes asociados a nuestra capacidad física y metabólica. Con ello valora el potencial del cuerpo y su respuesta al entrenamiento físico.

El invento también ayudará a identificar posibles talentos deportivos y establecer planes de entrenamiento físico.

¿Cómo lo pruebo?

Las pruebas se realizan a partir del ADN extraído de una muestra de saliva o de sangre y ofrecen una fiabilidad del 99,9%. Sabiobbi, empresa que comercializa el chip, se compromete a enviar un informe claro y preciso con los resultados del test en menos de 15 días.

¿Qué provoca la muerte súbita?

La principal causa de muerte súbita es la displasia arritmogénica del ventrículo derecho del corazón. Está demostrado que, en algunos casos, su origen se debe a mutaciones en el gen Desmogleina-2. Este gen está involucrado en la formación del desmosoma y una mutación aquí puede desencadenar arritmias mortales.

El objetivo del Sportchip es ayudar a identificar a los deportistas que pueden sufrir estos casos de accidentes cardiovasculares fatales.

El desfibrilador, clave

Recordemos que para evitar los casos de muerte súbita como Antonio Puerta se ha pedido, desde varios grupos médicos, tener personal entrenado en reanimación cardiopulmonar (RCP) con un desfibrilador a pie de campo.

Las posibilidades de supervivencia tras una muerte súbita disminuyen entre un 7 y un 10% por cada minuto que se tarde en desfibrilar, mientras que una vez transcurridos 10 ó 12 minutos, las probabilidades son prácticamente nulas.

Última muerte súbita en Alicante

La policía local de la localidad de San Vicente de Raspeig ha informado que ayer por la noche falleció una persona de 37 años de nacionalidad argentina que estaba jugando al fútbol sala. Según el comunicado, se desvaneció "de repente quedando tumbado en el suelo".

Una unidad de emergencia intentó reanimarle tras llegar varios minutos después del aviso y no pudieron conseguirlo.

Varios casos más

A raíz del caso del futbolista del Sevilla, han ido apareciendo los últimos días otros casos más. Han ocurrido casos de deportistas en Francia, en Israel, en Ecuador y en Valladolid.

En España se dan al año 11 casos por muerte súbita.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento