China anunció el arresto de 82 presuntos terroristas desde el comienzo del año en la región de Xinjiang, de mayoría musulmana, asegurando que preparaban atentados contra los Juegos Olímpicos.

Los detenidos formaban parte de cinco grupos diferentes, según la agencia China Nueva que cita a un responsable de la policía de Urumqi, capital de la provincia.

El miércoles, las autoridades anunciaron que la policía dio muerte a cinco presuntos miembros de un grupo que se entrenaba para "la guerra santa" en Urumqi.