Deco y Anelka
Los jugadores del Chelsea Deco (i) y Nicolas Anelka (d) celebran un gol. REUTERS

El Chelsea rentabilizó el tropiezo del Manchester United en Old Trafford y, tras superar al Liverpool, recuperó en solitario el mando de la Liga de Inglaterra, con dos puntos de ventaja respecto al cuadro del actual campeón.

El conjunto de Old Trafford, que el sábado sacó a duras penas un empate ante la visita del Sunderland, fue apartado del liderato por el cuadro de Carlo Ancelotti, que superó al Liverpool de Rafael Benítez (2-0) con los goles de los franceses Nicolas Anelka y de Florent Malouda, con sendos pases del marfileño Drogba.

Torres estancó su racha goleadora en Stamford Bridge

La racha goleadora de Fernando Torres se estancó en Stamford Bridge, donde no pudo marcar. El revés saca al Liverpool de los cuatro primeros lugares de la tabla en favor del Arsenal, que goleó al Blackburn Rovers (6-2), bajo la batuta de Cesc Fábregas, que marcó uno de los tantos.

Y eso que Steven N'Zonzi adelantó a los visitantes a los cuatro minutos y después David Dunn. Pero el belga Thomas Vermaelen, el holandés Robin Van Persie y el ruso Andrei Arshavin dieron la vuelta al marcador, redondeado por Cesc, Theo Walcott y el danés Nicklas Bendtner.

El Everton, por su parte, no pudo pasar del empate ante la visita del Stoke City (1-1). Leon Osman adelantó a los foráneos en el minuto cincuenta pero Robert Huth empató cinco después. También acabó en tablas el otro duelo de la octava jornada disputado el domingo entre el West Ham y el Fulham (2-2).