El Chelsea congela Mestalla
David Villa (izda.) controla un balón ante Diarra, jugador del Chelsea.(Juan Carlos Cárdenas / EFE)
Estadio de Mestalla: 50.000 espectadores.

Valencia Cañizares, Miguel, Ayala, Moretti, Del Horno, Joaquín, Albelda, Albiol (Hugo Viana, min 72), Silva, Morientes (Angulo, min 64) y Villa.

Chelsea Cech, Diarra (Joe Cole, min 46), Carvalho, Terry, Cole, Essien, Lampard (Makelele, min 91), Ballack, Obi Mikel, Shevchenko (Kalou, min 91) y Drogba.

Goles 1-0 (min 32): Morientes; 1-1 (min 50): Shevchenko; 1-2 (min 90): Essien.

Árbitro Kyros Vassaras (Grecia). Amarillas a Essien, Ballack, Del Horno, Albelda, Ayala y Moretti.

El Chelsea eliminó anoche al Valencia de la Liga de Campeones con un gol de Essien en el último minuto, sin darle posibilidad de intentar una remontada tras el 1-1 de la ida. Y eso que el equipo de Quique Flores golpeó primero gracias a Morientes, que jugó con una protección en el hombro y fue un peligro constante, poste incluido, en la primera parte junto a Villa.

Pero el Chelsea, que sacaba los dientes aisladamente desde fuera del área, reapareció tras el descanso y Shevchenko igualó la eliminatoria en una embarullada jugada llena de rechaces. Todo un mazazo para el ánimo local, que resultó irrecuperable.

El Valencia, de hecho, se fue descolocando ante un Chelsea que comenzaba a ganar metros. La lesión de Raúl Albiol contribuyó a desdibujar los esquemas de Quique. El equipo londinense, por su parte, cada vez se encontraba más a gusto en medio de la desesperada defensa valencianista, que ya pensaba en la prórroga.

Los de Mourinho acabaron atosigando demasiado a Cañizares, salvador en varias jugadas. Y se llevaron la eliminatoria cuando parecía imposible un gol. Hoy, el Bayern recibe al Milan (2-2 en Italia) con todo por decidir y el Liverpool, tranquilo con el 0-3 de la ida, al PSV.

El United destroza al Roma (7-1)

El Manchester United infligió ayer a un cándido Roma la segunda mayor goleada de la Champions (7-1) –la primera la recibió el Depor ante el Mónaco (8-3) en 2003– y se clasificó para las semifinales de la Champions. El partido de ida había acabado 2-1 a favor del conjunto italiano. Para el equipo entrenado por sir Alex Ferguson marcaron Carrick (2), Smith, Rooney, Cristiano Ronaldo (2) y Evra.