Paco Chaparro, el nuevo entrenador del Betis tras la destitución de Héctor Cúper, piensa que lo primero es "recuperar psicológicamente" a la plantilla y "levantar al equipo", situado en el penúltimo lugar de la clasificación de Liga.

"Cuando algo está tan mal, lo único que queda es ir a mejor", añadió Chaparro, que reconoció que "el equipo no se encuentra bien y hay que hacer funcionar la cabeza para que los jugadores se sientan con posibilidades de competir y de ganar".

El nuevo entrenador bético está seguro de que "hay plantilla para no pasar tantos apuros pero hay veces en las que es complicado sacar a un equipo de una espiral perdedora".

Los ayudantes de Chaparro, antes técnico del Betis B y de 65 años, serán Juan Merino, como segundo entrenador, y Carmelo del Pozo en la función de preparador físico en cuanto deje su labor en el Alicante, de Segunda B.