Gonzalo Higuaín
El jugador del Juventus Gonzalo Higuaín celebra un gol durante el partido de octavos de final de la Liga de Campeones ante el Tottenham, en el estadio de Wembley de Londres. ACUNDO ARRIZABALAGA / EFE

Tres minutos mágicos, del 64 al 67, le valieron este miércoles al Juventus de Turín para remontar en Wembley la eliminatoria y dar una lección de madurez al imberbe Tottenham Hotspur y poner rumbo a cuartos de final de la Liga de Campeones.

Muchos dieron por muerto al conjunto italiano antes incluso del pitido inicial, pero el Juventus aparece siempre. Esté bien o mal, con la plantilla al completo o plagado de bajas: el Juventus es el Juventus y es el actual subcampeón de Europa.

Este miércoles, en un abarrotado estadio de Wembley, donde casi 90.000 almas esperaban ver en directo como el Tottenham se hacía mayor en la Champions League, los presentes disfrutaron de una lección magistral de la 'Vecchia Signora', que con dos goles en tres minutos, obra de los argentinos Gonzalo Higuaín y Paulo Dybala, le dieron la vuelta a la eliminatoria y lograron su billete para la siguiente ronda.

El City se duerme

Mientras, el Manchester City, con los deberes hechos en la ida, cuando venció 0-4 en tierras suizas, cayó por 1-2 contra el Basilea y, aunque aseguró su presencia en los cuartos de final, rompió una racha de 39 partidos sin conocer la derrota en el Etihad Stadium.

Con cinco cambios en el once inicial respecto al equipo que venció el pasado domingo al Chelsea (1-0), Guardiola dio entrada a jóvenes como Phil Foden y a veteranos como Yaya Touré.

El City no caía en su estadio desde que cediese por 1-3 ante el Chelsea en diciembre de 2016.

El primer gol del partido nació en las botas de Sané. El extremo recibió en banda izquierda, se fue hacia el interior y abrió a Bernardo Silva, quien dentro del área puso un pase raso para que Gabriel Jesús abriese la lata y convirtiese su tercer tanto en esta edición de la Champions.

Parecía todo controlado para el City, esperando el Etihad otra goleada más de su equipo. No obstante, las continuas pérdidas de balón de Zinchenko y la nula aportación de Touré en las labores de destructor y creador en el centro del campo motivaron a un Basilea que dispuso de varias contragolpes peligrosos y encontró el premio en un rechace de la defensa de Manchester.

En el minuto 17, Mohamed Elyounoussi recibió un rebote dentro del área y con pierna derecha fusiló a Claudio Bravo, que poco pudo hacer.

La pasividad de los de Guardiola fue castigada por el Basilea y en el minuto 71, Elyounoussi puso un balón a Lang dentro del área, para que el lateral, de primeras, fusilase a Bravo por su propio palo y dejase el 1-2 definitivo en el marcador.