La Champions llega en un mal momento

El Valencia afronta su partido de mañana en la Champions League contra el Schalke 04 envuelto en un ambiente enrarecido, después de conseguir vencer al Valladolid el sábado con mal juego (2-1) y con pitos en la grada, acompañados de cánticos de los aficionados con los que se solicitaban la dimisión de Quique Sánchez Flores. «Quique vete ya» le gritaron al entrenador del Valencia, el cual reconoció que «no podemos ir a Alemania como si este partido no se hubiera jugado, pero haberlo ganado es mejor que no haberlo hecho». Morientes y Silva remontaron el gol inicial de Kome.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento