Cesc Fábregas sale del banquillo, deslumbra, sentencia y vuelve a lesionarse

  • Salió desde el banquillo con el partido ante el Aston Villa empatado.
  • Su juego revolucionó el partido y marcó dos goles para los 'gunners'.
  • Sin embargo, el español se lesionó de nuevo y tuvo que ser sustituido.
Cesc Fábregas, centrocampista del Arsenal, celebrando uno de sus goles ante el Aston Villa.
Cesc Fábregas, centrocampista del Arsenal, celebrando uno de sus goles ante el Aston Villa.
EFE/JONATHAN BRADY

El español Cesc Fábregas firmó una actuación deslumbrante en la poco menos de media hora que estuvo en el césped del Emirates Stadium, en la que deslumbró con su juego y decidió el triunfo del Arsenal sobre el Aston Villa con dos goles antes de lesionarse de nuevo y abandonar el campo.

Reservado de entrada por el técnico francés Arsene Wenger, Cesc saltó al tapiz londinense a los 57 minutos en sustitución de Denilson y desatascó el partido para los 'gunners'. Lo suyo fue una exhibición que rubricó con un precioso lanzamiento de falta (m.65) y culminó un contragolpe (m.81) en el que se lesionó.

Rápidamente, en plena celebración, el centrocampista español se dio cuenta de que se volvía a lesionar. Wenger también se percató de inmediato a la vista de los gestos del catalán y no tuvo más remedio que suplirle por Aaron Ramsey (m.84).

En 27 minutos Cesc hizo una exhibición para el recuerdo y demostró que es el alma del conjunto londinense y una de las figuras del fútbol moderno, que sitúa a su equipo a cuatro puntos del líder Chelsea con un partido menos jugado.

El Arsenal, ya sin Fábregas, redondeó el triunfo en el minuto 91 por medio de Vasiriki Abou Diaby, quien firmó el 3-0 y dejó al Aston Villa de Carlos Cuéllar en la cuarta plaza a tres puntos de los londinenses.

El United acecha al Chelsea

El Manchester United cumplió el trámite en el domicilio del Hull City (1-3), penúltimo en la tabla de la Premier, y rentabilizó el tropiezo del sábado del Chelsea, que empató en Birmingham (0-0), para poner a tiro el liderato de la competición inglesa, que este fin de semana alcanzó la decimonovena jornada.

El conjunto de Alex Ferguson se ha situado a dos puntos del cuadro del italiano Carlo Ancelotti. Un tropiezo se paga caro este curso. Y la lucha por el título se intensifica también con la presencia del Arsenal, que superó al Aston Villa (3-0) y, con un partido menos que Chelsea y United, acecha también el primer puesto.

Wayne Rooney fue el artífice del triunfo del Manchester. El atacante intervino en los tres goles de su equipo. Firmó el primero en el tiempo añadido de la primera parte, propició el segundo, que se introdujo en su propia meta Andrew Dawson para deshacer el empate establecido minutos antes por Craig Fagan, de penalti, y asistió al búlgaro Dimitar Berbatov, que marcó el tercero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento