Cesc Fabregas
El jugador del Arsenal Cesc Fabregas celebra su gol ante el Chelsea. Gerry Penny / EFE

Cesc Fabregas, centrocampista del Arsenal, no quiso desvelar cuál será su futuro para la próxima temporada y aseguró que "está muy contento" en el conjunto inglés pese a llevar seis temporadas "sin ganar ni un solo titulo", a la vez que calificó al Barcelona "como el mejor equipo del mundo".

"Si alguna vez tengo que moverme del Arsenal lo diré el día que pase, sin faltar al respeto al club que tanto me ha dado, pero ahora mismo soy jugador del Arsenal y estoy muy contento allí", explicó el jugador durante el acto de presentación de las nuevas fragancias del modisto Ángel Schlesser que se celebró en Madrid.

"No hay decisiones, no todo depende siempre del jugador. Ahora no sé nada del fútbol, estoy muy contento donde estoy y decir lo contrario sería mentir. Ahora mismo no hay nada más que añadir", dijo el jugador del Arsenal.

No hay decisiones, no todo depende siempre del jugador

El centrocampista reconoció sentirse "frustrado por no ganar títulos". "Y más cuando siempre he dado todo y nos hemos quedado siempre a las puertas de todo, creo que algún día se puede conseguir el deseo de ganar algo importante", declaró.

"En el Arsenal no hemos ganado nada en seis temporadas por circunstancias, y estamos trabajando para llegar al nivel de competir contra el Barcelona, Real Madrid o Manchester", destacó.

El centrocampista aseguró no haber hablado con Arsene Wenger (técnico del Arsenal), desde que se lesionó "a final de temporada". "Prácticamente no le he visto desde hace seis semanas. Él es el jefe, el que habla, el que toma decisiones, y sabe si quiere que siga o no", señaló.

"Nosotros los jugadores no hablamos con la gente de arriba, pero sí tenemos una gran relación todos los jugadores con el entrenador", comentó.

"Una persona tiene valores o no, y yo no puedo después de ocho años de trabajo, de sentir unos colores, y no puedo permitir que por decir una palabra se vaya todo. Mi manera de actuar siempre ha sido la de la discreción y siempre voy a intentar que sea allí. Siempre voy a intentar respetar a la gente que te ha dado mucho", explicó.

El jugador catalán no quiso "hablar de ningún equipo" con vistas a la próxima temporada, y aseguró que no está pensando "en nada relacionado con el fútbol, sino en unas buenas vacaciones que desde hace años" no tienen, aunque calificó al Barcelona como "el mejor del mundo ahora mismo", y dijo que "ir allí garantiza títulos ahora mismo".

"No nos volveremos locos por Cesc"

Por otro lado, el presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, que este jueves hizo balance deportivo de la temporada, aseguró que en la entidad azulgrana no se volverán "locos" para asegurarse el fichaje del catalán "ni de cualquier otro" futbolista y ha recordado que la cantidad a invertir en fichajes alcanzará los 45 millones de euros, más lo que se obtenga por eventuales traspasos.

En todo caso, Rosell, quien ha calificado la temporada que se acaba de cerrar como "una de las mejores de la historia" en el plano deportivo, no ha querido desvelar las negociaciones que el club está llevando a cabo para renovar el equipo.

Cesc Fàbregas, capitán del Arsenal, fue el que más interés acaparó durante la rueda de prensa ofrecida por Rosell, quien en un momento de su larga intervención (70 preguntas en una hora y 22 minutos) llegó incluso a asegurar que "no tenía ni idea" de si el Barça tiene interés en firmar al centrocampista de los 'gunners', al chileno Alexis Sánchez o al delantero del Villarreal Giuseppe Rossi.

No sé si tenemos interés en Cesc, Rossi o Alexis, no tengo ni idea

"Estas negociaciones se hacen sin luz ni taquígrafos. No sé si tenemos interés en Cesc, Rossi o Alexis, no tengo ni idea. Lo que nos interesa es que no se hable mucho", ha resumido a modo de declaración de intenciones.

Entrando en materia, Rosell ha explicado que el valor de Fàbregas es inferior a los cuarenta millones de euros, cantidad que ofertó el Barça por el centrocampista del Arsenal el año pasado y que no aceptó el cuadro londinense.

"¿Cuál es el límite para ficharlo? Hay que verlo. Primero se tiene que saber cuál es su salario y cuáles son sus condiciones (3, 4 ó 5 temporadas), todo está en relación entre el salario y el traspaso, pero si el año pasado ofrecimos 40 millones y se ha producido una amortización, es evidente que este año su valor es inferior", ha dicho.

Tras asegurar que no está preocupado ante el futuro de Guardiola, con contrato hasta junio de 2012, Rosell ha asegurado que el mercado futbolístico está "inflado" por un par o tres de equipos (Chelsea y Manchester City) y que el Barça debe mantener la coherencia económica.