Enrique Cerezo
Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid. Archivo

El Atlético de Madrid no devolverá parte del dinero del abono de Liga de Campeones, después de conocer la resolución del TAS en la que se ratifica la sanción de jugar a puerta cerrada el próximo partido de Liga de Campeones ante el PSV Eindhoven, así como una reducción en la sanción económica por los incidentes ante el Olympique de Marsella.

Así lo ha confirmado su presidente, Enrique Cerezo, a la par que ha mostrado su resignación tras conocer la sentencia. "El abono vendido fue para un paquete de partidos. No está estipulado el precio por partido concreto. Es un abono para una competición, por eso no tiene sentido devolver nada. Además, para el abonado del Atlético esto es lo de menos. Lo importante es que nos han puesto una sanción injusta", apuntó Cerezo tras conocer la resolución.

Seguimos pensando que la sanción es injusta. El Atlético y sus aficionados no tuvieron nada que ver

Sentimos mucha decepción por la resolución del TAS. Seguimos pensando que la sanción es injusta. El Atlético de Madrid y sus aficionados no tuvieron nada que ver en los incidentes en el encuentro ante el Olympique de Marsella. No hubo racismo ni xenofobia en ese encuentro", dijo, contundente, el presidente rojiblanco.

A su vez, el máximo mandatario rojiblanco indicó que no hay otro remedio que aceptar la sanción y "pasar página". "Ya no nos queda ninguna posibilidad de recurso, sólo el ganar bien al PSV y pasar a octavos de final sin tener que jugarnos el pase en el último partido en Marsella".

Al margen de polémicas con la UEFA, Cerezo señaló que no contempla un complot contra el conjunto rojiblanco. "Sinceramente, creo que la UEFA no tiene nada contra el Atlético. Lo que ha pasado es una circunstancia puntual de la que el Atlético no tiene ninguna culpa y de la que hay que pasar página", dijo